Ser vegano…una moda para tiempos de crisis

Artículo aparecido en Courrant Alternatif el viernes 15 de octubre del 2010. He reproducido partes de forma íntegra y reformulado otros apartados. Una traducción libre (sin traicionar las ideas que lo guían) del artículo y aportando algunas cosillas más. El enlace al artículo original en francés CLICLANDO AQUÍ 

En los movimientos sociales y anticapitalistas nos encontramos muy a menudo personas autoproclamadas como veganas y antiespecistas. Pocas veces entramos a debates de fondo con este tipo de militantes que suelen creerse puros e imponen su particular criterio ideológico al resto de los presentes, siempre en un tono moralista y pedante bastante molesto. Que quede claro, el veganismo y el anti especismo han denunciado y señalado un problema anclado en nuestras sociedades. Es evidente que el modelo de producción capitalista de alimentos es una aberración y que deberíamos disminuir el consumo de carne en los países del Norte. Del mismo modo que es preferible comprar carne a granjas ecológicas en las cuales los estándares de producción alimentaria suele generar menos sufrimiento a los animales. Sobre la forma de lucha escogida por los veganos volveré al final del artículo.

Sobre el argumento vegano de que podemos vivir sin comer carne simplemente diré que no solo estamos aquí para sobrevivir y que también podemos tener placer a la hora de comer. Ya estamos bastante infantilizados con el bombardeo mediático de lo que tenemos que hacer para vivir correctamente (qué y cuánto ejercicio al día, qué tipo de sexualidad nos conviene, etc etc) para que nos vengan en los medios combativos y anticapitalistas personas a decirnos cómo comer bien. De hecho, en este sentido, no hay una vuelta atrás. En el momento que se ha introducido un modelo de placer en el consumo de ciertas mercancías -movimiento que ha hecho siempre el capitalismo- no se puede volver atrás. Habrá que luchar con el elemento del surplus de placer que generan ciertos productos. No somos monjes ni debemos redimirnos ni volver a un estadio de existencia que se base en la mera supervivencia. No hay un ente trascendente a nosotros que justifique tal movimiento regresivo y tal sufrimiento.

Los veganos y antiespecistas basan toda su argumentación y posición en torno al hecho de que debemos tratar igual a los animales que a los seres humanos. Esto es debido a que los animales no humanos tendrían los mismos intereses que nosotros (dotados de un sistema nervioso, los animales sufren). De ahí se deriva la exigencia de extender el Derecho al conjunto de los animales y de las especies. Aquí surge la primera falla del argumentario anti-especista: una sola especie -la nuestra- elaboraría todo este Derecho extensible a todas las especies existentes. Los animales humanos, al ser los únicos que pueden elaborar derechos bajo la forma propia al ser humano, neutralizan la capacidad de responder del resto de especies. Se les impondría desde nuestra perspectiva. Es decir, desde la perspectiva dominante, del opresor. Subyace en el anti-especismo uno de los peores especismos: Yo, especie dotada de mayor moralidad y mayor poder que el resto, os voy a decir a todas las especies como deben regirse vuestras vidas. No solo te crees en superioridad (aquí estamos igual que el resto de explotadores humanos) sino que además sabes que es lo mejor para cada uno. Hay una autoproclamada vanguardia que actuará en nombre de la “igualdad”.

Como ya dijo Rancière, para que haya desigualdad entre los seres tiene que haber una igualdad a la base: el amo, para hacerse comprender por el esclavo, debe ponerse a su nivel y hablar su misma lengua. Y es porque existe esta igualdad a la base que hay potencialmente el lugar de una reivindicación igualitaria. La tensión entre desigualdad e igualdad tiene un potencial universal en el seno de lo que podemos llamar “humanidad”: aquellos que pueden y formulando tanto la idea como la voluntad. De otra manera, lo que hacemos, es posicionarnos por encima y ocuparnos de ese resto; piedad, caridad.

Si ponemos bajo un mismo plano igualitario a todas las especies animales tendremos que:

-O bien educar a todos los animales predadores a no comerse a nuestros hermanos animales. Esto es válido para los humanos y para el resto (lobos, leones..). Con la consiguiente catástrofe ecológica.

-O bien defender el mantenimiento de ciertos privilegios de comer carne de algunas especies. Esto es, evidentemente, muy injusto. ¿Por qué un león podría comer carne y nosotros no? Aquí los veganos intentarían decirnos que a nosotros no nos hace falta y a los leones sí.

Los antiespecistas hacen, de hecho, de los animales no humanos un todo…sin embargo, los animales existen como un conjunto en relación a una visión humana que lo decide así, en función de una particular visión de lo que es lo “vivo”. El homo sapiens es también un animal, forma parte de este conjunto a liberar. Pero para que pueda haber una “mirada sobre” tiene que ser también parcialmente exterior a este conjunto y no totalmente parte integrante. En efecto, no hay UN mundo animal, sino un mundo de lo vivo, complicado de definir correctamente..y esto es una muy buena noticia pues desde el momento que fuera “científicamente”, y circonscrito de forma precisa, cesaría probablemente por este camino de ser un ser verdaderamente vivo.

Declarar los hombres y las mujeres como iguales a los animales, es adoptar el único punto de vista biológico que no nos dice nada sobre la humanidad del ser humano, que solo se dirige a su materialidad fisiológica, celular, a su ADN..Lo que es muy útil, sea dicho de paso, para esos humanos que encuentran en esta excusa la dominación, la utilización racional, económica, de los cuerpos y de las almas, las manipulaciones genéticas etc.

Ocupémonos para empezar de aquellos y aquellas que, en el seno de la humanidad, reclaman libertad, igualdad y justicia. Hay mucho por hacer.

Nuestro especismo (parte reproducida del artículo de Courrant Alternatif, aunque recortada en ciertos puntos).

Al decir de los antiespecistas, los especistas que seríamos se apoyaría sobre una concepción antropocentrista en la cual los humanos serían el centro del mundo, y sobre la existencia de un orden natural e inmutable.

Consideramos que la especie humana está en el mundo, que no es más que una ínfima parte, que no es ni el centro ni el top de cualquier jerarquía y que va a desaparecer… Nuestro “especismo” se apoya en la idea de que el mundo que nos rodea es también un recurso, para nuestra supervivencia y para nuestro placer, que debemos utilizar con parsimonia, creando los menos desgastes irreversibles posibles. Y esto no es en virtud de un respeto trascendente para nuestra señora Naturaleza, ni en nombre de una moral que nos vendría impuesta desde arriba: simplemente para no cortar la rama sobre la que estamos sentados y para reunir el máximo de condiciones permitiendo de volver posible la satisfacción de las necesidades y los deseos de los seres humanos en el cuadro de relaciones igualitarias entre ellxs (y no entre todas las especies), con el fin de disfrutar lo máximo posible y no de sufrir lo menos posible. Es en este sentido que nos separamos de las sectas como ecología profunda. Si esto es ser especista, seamos especistas. Nuestro especismo no se apoya tampoco sobre la existencia de un orden natural que querría que el hombre coma carne, “como siempre ha sido”. Sabemos bien que no hay ningún orden natural y que no hay nada más discutible que referirse a las pseudo-leyes de la naturaleza para aplicarlas a las relaciones sociales.

De hecho, nuestra oposición radical hacia los primitivista expresa bastante bien que no buscamos para nuestro proyecto comunista libertario en un estado de naturaleza, una edad de oro cualquiera, sino más bien un remodelage voluntario de las relaciones entre los seres humanos, entre ellxs por un lado y hacia el mundo por otro lado.

Y no es refiriéndose a un estado de naturaleza que podemos constatar que bastantes comunidades humanas sólo pueden vivir en su entorno cazando y comiendo los animales porque el suelo no puede producir los vegetales suficientes para alimentarlos: desde los Inuïts del Gran Norte a los Papous de la Nueva-Guinea. Puede que los antiespecistas consideren que estos pueblos deberían replegarse hacia zonas dónde se pudiera sembrar en gran cantidad, y, por ese mismo movimiento, desaparecer.

Según ciertos antiespecistas, el especismo es a la especie lo que el racismo es a la raza y lo que el sexismo es al sexo: una discriminación basada sobre la especie, casi siempre en favor de los miembros de la especie humana (homo sapiens). Esta aproximación constituye a sus ojos el argumento de choc para acreditar su teoría como derivada naturalmente de las luchas contra todas las opresiones y todas las discriminaciones que estructuran las prácticas libertarias. Se pone como una evidencia cuya vocación es esencialmente culpabilizadora: Si estás contra el racismo, el fascismo, el sexismo, no puedes más que estar contra el especismo (algunxs, por fortuna poco numerosos, llegan al final de esta lógica: tu comes carne, tu eres como un nazi.). Salvo que la lucha contra el racismo, como contra el sexismo, concierne a seres humanos que rechazamos de ponerlas bajo el mismo plano que los animales, y que, en lo más habitual, luchan por ellxs mismxs. No, el especismo, el racismo, el sexismo no son equivalentes en el pensamiento postmoderno.

Sí, es verdad, es posible de sobrevivir en Francia (en el estado español en nuestro caso), sin comer ni carne, ni pescado, ni queso, ni huevos, ni miel incluso sin beber alcohol. No hay ningún problema si nos quedamos en el terreno de lo necesario y de lo util. Y porqué no -ya que se trata de simplificar para evitar la complicación- comer sólo pastillas que contuvieran lo estrictamente necesario decidido por la academia de medicina, sin ningún rastro animal, y cuya producción sería confiada a empresas especializadas?

Hay un problema, una dimensión siempre olvidada en este debate sobre la comida: el placer. Siempre nos dicen nos podemos alimentar, aquello que los humanos necesitan.. pero no nos alimentamos únicamente para sobrevivir. Esta manera de evitar la pregunta del placer para llevarnos hacia “lo útil” es muy típico de este retorno hacia el puritanismo y a lo moral que observamos en los discursos mediáticos de nuestros días. Comer bien, hacer bien, luchar contra el mal etc..y ya que estamos, no tendríamos que hacer el amor que únicamente para reproducirnos?

El argumento según el cual el especista se escudaría detrás de una hipotética necesidad de carne para la supervivencia, cuando, nos dice el anti-especista, la sola realidad, es que somos simplemente capaces fisiologicamente de comerla, es una falacia. Cuando un especista come carne, lo hace porque le gusta y no porque se sienta “obligado a hacerlo” .

Algunas consideraciones más sobre el debate del veganismo

En el artículo se señala un aspecto que no he querido profundizar demasiado por darla como evidente: el vegano impone su receta y su menú, mientras que el omnívoro deja libertad. Tampoco me parece un aspecto esencial de las ideas expuestas.

Existe otro problema en el veganismo: el voluntarismo. Muchas veces, el vegano no lucha tanto contras las condiciones materiales de la existencia de industrias cárnicas sino que reduce la lucha a la conciencia y al boicot. Esto no siempre es así pero ocurre en muchísimas ocasiones. Se reduce toda una “lucha” (por llamarla de alguna manera) o forma de vida a la simple voluntad y a un “despertar” humano generalizado. Como ya comenté en otro artículo, la conciencia no es soberana (ni debe serlo). Además, el boicot reproduce y fortifica los mecanismos del mercado libre. Es una forma de lucha sesgada pues toma como punto de partida el axioma liberal de que sin consumo el mercado en cuestión se desintegra. Esto siempre es cierto a medias, el boicot es un acto que parte de la voluntad de las personas y no lucha contra las causas estructurales. Es decir, permite la existencia de ese mercado y reduce simplemente esa misma existencia a la voluntad de los individuos. Como forma de lucha suele ser bastante inoperante. Es como el boicot a los productos textiles fabricados por niños. Este boicot no va a solucionar el problema de la explotación infantil, pues no estás luchando contra las bases que permiten dicha explotación. Si todo el mundo realiza ese boicot, la explotación infantil simplemente derivaría de un mercado hacia otro. Y productos siempre consumiremos, así que hay muchos mercados donde se realiza y donde se podría acentuar dicha explotación.

Cada cual puede no comer carne si así lo decide (¡faltaría más, muchísimo más!) pero hay que tener cuidado con el tipo de agenciamiento político que realizamos cuando escogemos esa postura personal. El vegano no puede olvidar que no ha escapado al especismo y antropocentrismo que pretende combatir. Y, sobre todo, le exigimos que no nos venga con moralismos infantilizantes y culpabilizadores. El vegano no debe tampoco olvidar que en el proceso de recogida por parte de la gran maquinaria de la industria agroalimentaria de cereales se matan decenas de miles de pequeños roedores de los campos, además de dejar mutilados a otro gran número. No nos vale el argumento utilitarista (cuantos menos mejor, pues justifica la existencia de esos menos). Y, más allá, tampoco valen las visiones trascendentales que justifican todo sufrimiento infligido al ser humano.

Anuncios

29 pensamientos en “Ser vegano…una moda para tiempos de crisis

  1. Creo que es un error igualar el antiespecismo con el veganismo, son cosas diferentes.
    Una cosa es no comer carne y otra pretender no maltratar a los animales NI PLANTAS por el hecho de que no sean de nuestra propia especie.
    Se puede comer carne pero dando una vida digna a los animales. Y se debe reconocer el mismo derecho a la vida a el resto de seres: las plantas.
    Sobre que se puede vivir sin carne, no es cierto de forma literal, aunque haya quien lo soporte. Esto en sí es pretender endiosarnos y negar que somos animales y que estamos sujetos a las leyes naturales, por muy en contra de la filosofía new age que vayan.
    Matar para comer no es una cuestión moral, pero el trato que se de a esa “comida” si debería serlo.
    Los veganos y similares, suelen ser los más sectarios, fanáticos e intolerantes con el resto de personas a las que desprecian por no compartir sus criterios.

    Saludos.

    • El elemento plantas lo señalan en el aspecto de qué es lo “vivo”, aunque no lo digan explícitamente.

      Estoy de acuerdo en el hecho de que hay que diferenciar el anti-especismo con el veganismo, aunque en el artículo se equipare para simplificar.

      Y sobre lo que comentas de dar dignidad a las plantas, es bastante paradójico lo que está ocurriendo con los campos de Soja, cuya proliferación está aniquilando toda la flora y la fauna de numerosas regiones.

      Nada más que añadir a lo que comentas, estoy de acuerdo.

    • ..Primero que este texto habla de una manera autoritoria imponiendo sus puntos de vista como los maximos supremos.1: habla del placer a la hora de comer,esto es algo tan carnaca que no deberia de comentarlo.Se cree que los vegetarianos o veganos no disfrutan comiendo ni se elaboran delicias y manjares muchos mas sabrosos que muchos de los platos tradicionales con carnes? Es una absurdez.2: Ese discruso que utiliza en le texto y veo que tu tambien sobre que los veganos son los mas sectarios y famaticos es tan falso que os lo creeis meramente por no sentiros mal.Habla con cualquier vegetariano o vegano,y veras todas las acusiones y absurdeces que tiene que aguantar casi todos los dias solo por el hecho de alimentarse con esa dieta.Yo no solo he aguantado eso,si no que incluso te pongan trozos de carne en la cara,que te humillen y se rian de ti y te digan abuserdeces que me dan hasta tristeza comentarlas por aqui, y en ese momento que tu intentas explicar porque lo haces y que opciones hay ,los carnacas se sienten atacados y ya dicen que queremos convencerlos…y eso no lo he vivio en casos aislados…si no en la gran mayoria.Por otro lado,no se puede evitar que si,que habra como en todos los lados que se crea que por ser vegano esta por encima que otras…pero no por ello se debe generalizar,no?
      Y el tema de que el antiespecismo es especismo,hasta cierto punto si,pero no es tan sencillo.Este texto es una sarta de falacias.
      Una cosa es liberar a un animal y hacerte la foto como trofeo,que entonces si lo seria,y otro es hacerlo simplemente porque tal vez en ese punto no tenga los recursos necesarios como para auto liberarse.Por ello mismo la lucha feminista debe ser solo de la mujer? significa que si es ayudada por un hombre esta siendo machista? Un hombre no puede apoyar esa causa? y lo mismo con la xenofobia.A mi modo de ver no tiene sentido.
      Saludooos!!

      • Lo que comentas sobre el placer en la carne también lo ha señalado otra persona pero creo que parte más de vuestra forma autoritaria de ver las cosas que no al revés. Ni en el artículo ni yo mismo decimos que lxs vegetarianxs o veganxs renuncien a placeres per se, decimos que NOSOTRXS, carnacas, SÍ debemos renunciar a placeres.. Hablo en primera persona no hablo por todxs. Yo he comido y como platos veganos sabrosísimos y buenísimos, del mismo modo que también como algunas carnes y pescados que me parecen muy sabrosos. A mi, personalmente, me supone una renuncia, una privación de placer, el dejar de comer ciertos tipos de carne y de pescado. Sé que muchas personas detestan el olor y el sabor de la carne, Y ESO ES UNA SUERTE. NO homogeneicemos.

        Sobre lo de las mujeres. Te remito a mi artículo sobre la opresión de género (https://alejandroperezp.wordpress.com/2014/05/08/la-abolicion-del-genero-es-cosa-de-todxs-pues-nos-oprime-a-todxs/) . Tal como lo enuncias en tu comentario da la impresión de que sí, de que si la mujer es la única que sufre una opresión de género el hombre debe reducir su lucha a una lucha moral y no política para destruir la dominación masculina (pues se deriva de que el hombre ya es un sujeto individuado y la mujer es un efecto del poder de éste y que debería, pues, esperar pacientemente y, en todo caso apoyar de forma caritativa, que las mujeres se liberen de la dominación masculina). Este tipo de argumentaciones ha provocado divisiones muy duras en los movimientos de liberación feminista, ya que, entre otros, invisibiliza la violencia de género contra los hombres homosexuales o las personas trans. Por otra parte, las mujeres pueden enunciarse y luchan ya que compartimos el logos con ellas, cosa que los animales no y de ahí el antropocentrismo de la lucha animalista (callejón de difícil salida).

        Por último, lo que comentas sobre las vejaciones y humillaciones a las que te ves sometidx por ser veganx son inadmisibles y se debe luchar contra ellas pues son una imposición autoritaria de gustos y de maneras de vivir y de individuarse.

  2. Salud! quisiera dar mi replica a esta entrada:
    1-. Los derechos, la filosofía jurídica, no son construcciones de toda la humanidad y no por ello se le negaría a alguien por sus carencias intelectuales, ya sea por razones fisiológicas o educativas, ser sujeto de derechos. Muchos animales superan la inteligencia de los niños de pocos años, ¿me esta diciendo que el hecho de que una catedrático jurista proclame el derecho a la igualdad para los humanos en general es una contradicción porque los conocimientos y las capacidades neuronales que le permitieron discernir esa idea son superiores a los de los humanos en general?.
    Desde la doctrina iusnaturalista se piensa que los derechos no son creaciones humanas que éstos se otorguen así mismos y cuya legitimidad sea su propia voluntad, más bien se cree que el derecho como cualquier otra rama del saber parte de la observación de la realidad y de ella se vislumbran los bienes jurídicos dignos de protección, el derecho a la vida es una respuesta racional a un hecho natural; esa sensación terrible cada vez que nuestro sistema nervioso detecta que peligra la vida, sistema nervioso que SÍ es igual, al menos en términos de respuestas ante estímulos dolorosos, que el de los demás animales.
    2-. Lo de que tengan los mismos intereses que los humanos y que los antiespecistas pensemos eso es falso, es típica la argucia de tachar los derechos animales de un absurdo al equipar intereses de humanos y animales, los animales tienen sus propios intereses y los derechos que reclamamos para ellos son los que garantizan esos intereses. Ningún hombre tiene derecho a la baja por embarazo por la misma razón que a un León no le interesa el derecho al voto.
    3-. Esas dos opciones que se dan sobre los animales carnívoros sí que son infantilismos, qué despropósito. De analizar la primera prescindo por razones obvias, en cuanto a la segunda, eso de desigualdad por permitir que los carnívoros se desarrollen según su naturaleza, ejerciendo la actividad para la que han evolucionado en su nicho biológico, es como llamar injusticia el hecho de que los pájaros vuelen y nosotros no. Los Leones tienen unas características fisiológicas inequívocamente carnívoras, y cumplen con una labor muy necesaria para el equilibrio entre la flora y la fauna al igual que el resto de carnívoros. Ninguna paradoja supone la existencia de animales carnívoros para el ideal antiespecista, son proporcionalmente tan beneficiosos para la vida vegetal y animal como perjudiciales somos los humanos.
    4-.Uno de los comentarios habla de las plantas, y hay que decir que los veganos no tenemos ninguna animadversión contra las plantas, del mismo modo que no creo que la tengan los botánicos y biólogos que sentencian de manera tajante la imposibilidad de sentir dolor subjetivo de los vegetales. Yo corto un mata de maría y aunque ese ejemplar muere la madre desde la que se origino ese esqueje sigue viva, no se pueden comparar la estrategia evolutiva de ambos reinos animal y vegetal. El dolor esta relacionado con el movimiento, como cuando quitas la mano de la llama, si eres un árbol que no puede huir de un incendio sentir dolor aporta nada a las posibilidades de supervivencia de tu especie. Simplemente hay que ver imágenes de una recolección de vegetales y las de un matadero.
    5-. Como vegano aficionado a la cocina tengo que expresar mi frontal rechazo a la idea de que el placer del paladar es exclusivo de productos animales. Sin los vegetales, desde las especias a la leña de la hoguera la carne sería algo insulso e inmasticable. Y puedo asegurar que hay recetas y productos veganos que hacen las delicias del paladar más exigente.

    Se vive igual de bien que con productos animales, yo soy nadador y practico calistenia, tengo una musculatura muy desarrollada y un nivel de energía bastante altos. Animo a que solo hagan una prueba de 2 semanas o un mes, luego podrán opinar desde la experiencia.

    Salud y anarquía.

    • 1-Los derechos y la filosofía son construcciones humanas puras. No existen fuera de nuestro mundo de animales humanxs.

      En ningún momento hablamos de “inteligencia”, no estoy en la concepción aberrante de intelectualidades inferiores o superiores. Todas ellas distintas y en relación a sus entornos. De lo que trata el artículo es del “logos”, de la capacidad de hablar (y más allá del phonos también) que es propia a los seres humanos. Es decir, es porque existe la potencialidad del lenguaje humano que todos somos iguales a la base. Puede que haya habido una confusión sobre este punto en relación a la “inteligencia”, somos todos iguales a la base porque todos nos comprendemos (el hablar, capacidad genérica del ser humano y no de los otros animales, al menos no en nuestros términos, nos instaura a una igualdad primera, para que el amo se haga entender por el esclavo se “reduce” a su nivel y habla con él presuponiendo que éste le entiende). Los animales no hablan nuestro lenguaje, los derechos los formulamos y pensamos mediante nuestro propio lenguaje, si les atribuimos derechos se los ponemos según siempre nuestra propia visión y sesgo humanizado, es decir, desde el opresor se libera al oprimido (cosa que no es posible, la relación de opresión persiste pues es el opresor el que genera el escenario en el que se posicionaria como redentor y liberador del resto, es decir, verticalmente por encima y de forma condescendiente y paternalista, el oprimido siempre estaría en deuda con él).

      2-Una vez más, paternalismo (yo humano te libero y sé cuales son tus intereses animal, te los otorgo). Es como si un obrero se organizara con su patrón para tumbar el capitalismo. Ningún sentido. Es por ello que la lucha anti-especista se reduce exclusivamente a la lucha en relación con nosotros mismos humanos y no con los animales con los que simplemente entramos en simbiosis, pero no decidimos por ellos ni les decimos lo que es bueno o malo para ellos. En nuestro trato ético solo entra en relación otros animales humanxs, muchxs de ellxs unxs cabronxs sí.

      3-Estoy de acuerdo. Es la parte más floja del artículo.

      4-El problema no es tanto si sienten dolor o no las plantas, sino dónde está la frontera entre la vida biológica con dolor y la que no. Algunos estudios, de todos modos, sí que aseguran que las plantas sufren (de forma distinta ya que no tienen sistema nervioso). Te remito, al mismo tiempo, a las plantaciones de soja que están suponiendo el exterminio de muchas formas de vida animal (y se hace por la proliferación del vegetarianismo y del veganismo).

      5-¿Qué opinas del steak tartare? (carne cruda, excelente para el paladar y comestible, evidentemente)

      Por otro lado, seguimos sin responder a otros problema que supone el veganismo, cuya forma de vida si la has escogido me parece completamente respetable, pero que intenta imponer un moralismo infantilizante para los no-veganos. Cuando estableces una moral excluyente basada en un respeto muy matizable sobre la vida animal te comportas como una institutriz y sueles criminalizar a los que no hemos optado por esa vía para combatir el especismo. EL boicot de los veganos a los productos carnívoros, como todo boicot, reproduce toda el mecanismo del pensamiento burgues y liberal pues está enmarcado en la lógica del mercado libre (voluntarismo basado en el consumo, aunque sé bien que hay veganos combativos que han sobrepasado el boicot burgués de productos). No hay referencias al placer en la comida, es decir, aunque nos guste la carne con especies y cocinada tres cuartos de lo mismo te diría con muchísimas otras legumbres. Y la cocina vegana es muy creativa y hay platos iguald e sabrosos que sin carne, no tengo nada que decir al respecto. Pero a mi también me gusta la carne, la cocinada y la que no (embutidos, steak tartare).

      Por último está el problema de agenciar la realidad mediante trascendentalismo que solo recrudecen un sufrimiento y una privación y un encarcelamiento de la mente siempre peligrosos y nunca justificables.

      Salud y anarquía

  3. Y ahora que lo pienso, ojo con el argumento del dolor…¿qué pasa en el momento que tuviéramos un sistema -incluso industrial como ya pasa en ciertas empresas- en el que la muerte del animal no implicara ningún tipo de dolor ni de sufrimiento? ¿Entonces ya sería legítimo comer animales? Yo opino que es un poco limitado como argumento…bien que esté totalmente de acuerdo en que el modo de producción cárnica ha sido y sigue siendo en muchísimos aspecto completamente aberrante. Pero yo lo redigiría más hacia la estructura capitalista de producción y no tanto hacia nuestro trato con la comida propiamente. No porque dejemos de comer indivualmente carne terminaremos con la industria del maltrato animal, ni siquiera por efecto de contagio (que es imposible estructuralmente además).

    Mi crítica al veganismo también se dirige a la dimensión sectaria de dicho pensamiento. No me parece estratégico dejar de comer carne (es decir, permitiendo que la estructura siga allí y que, además, alimentemos el discurso de la voluntad individual y el despertar de la conciencia generalizado, enmarcado en las religiones new age) y, si como acabo de decir, se pudieran matar animales de forma limpia y sin dolor ni encierro de los mismos ¿cuál sería el problema de comer animales? ¿cuál sería la diferencia con los vegetales? He ahí el límite del veganismo, callejón sin salida. Debe volver a la fase uno y decir: “sí pero ahora no estamos en ese momento” (cosa que también es cuestionable, hay muchas granjas ecológicas por aquí y por allá), entonces si volvemos al primer momento todo se reduciría a la estrategia. Estrategia que yo no comparto y que es bastante burguesa en sus medios.

  4. 1-.No me refiero a más o menos inteligencia, digo que sí para ser sujeto de derecho existe la condición de crear derecho millones de humanos quedarían fuera. Es como cuando se dice que el arte es lo que nos distingue de los animales, pues lo mismo, millones quedan fuera. No se puede generalizar las virtudes que solo tienen algunos. Y pasa lo mismo si me dices que es el lenguaje o el habla, hay muchas personas que carecen de capacidad para comunicarse y aún así son sujetos de derecho. Los animales se desarrollarían libremente no se preocuparían de filosofías humanas de opresores y oprimidos, estaban aquí antes que nosotros volverían a su vida pre-explotación.

    2-. Reconocer sus intereses y no interferir no es paternalismo de ningún modo, el animal ni siquiera sabrá que una decisión personal mía le permite seguir viviendo, y no porque yo decida sobre su vida y su muerte porque soy superior, él simplemente vivirá su vida, igual que yo.
    La idea no es montar una suerte de gobierno humano que organice la vida de los animales que han dejado que consumirse, la idea es que el descenso de la demanda hará que cese la multiplicación de animales para explotarlos y, cuando no sean rentables, poblaciones sostenibles se liberarían en la naturaleza y el resto viviría el su vida en santuarios. No es una vía perfecta pero es totalmente posible. Liberarlos de nuestro dominio nada más.

    3- ..

    4-. La vida tiene que vivir de otra vida eso es inevitable, pero esta claro que si podemos alimentarnos de vegetales y estar sanos sin tener que subyugar a nuestro capricho otra especies de animales que sí sabemos a ciencia cierta, a día de hoy, que tienen la misma capacidad de sufrimiento como un humano, entonces prefiero la opción de los vegetales. Lo de la soja le dire que más del 70% se destina a la ganadería. La eficiencia alimentaria de la carne es muy inferior a los vegetales, si congelas una vaca entera y te alimentas de ella podrás comer nueve meses, pues si te comes todo lo que se le dio a la vaca durante los 6 años en los que las engordan, puede vivir 9 años. Un kilo de carne consume 250 litros de agua un kilos de trigo 15 litros. Si todos fuéramos veganos es evidente que los problemas que la alimentación causa a la naturaleza serian mucho menores.

    5-. No digo que la carne no este buena eso es subjetivo, digo que se puede comer con placer, mucho, sin necesidad de someter a otras especies.

    Yo no intento oprimir a nadie sino liberar a seres que considero iguales, no criminalizo a los no veganos porque considero que sus hábitos son reflejo de hábitos culturales que vienen de muy antiguo, como las corridas de toros, que aunque no responda a una supuesta necesidad nutricional es igual de repudiable que la muerte en un matadero, es más la vaca vive la vida que le dan mucho peor que un toro.

    Lo de el boicot, prefiero asemejarlo a ley de acción reacción antes que a ninguna doctrina liberal, y aunque la lucha es muy importante si no atacamos al consumo nunca acabará esa industria, curiosamente la gente es muy dada a hacer con su dinero lo que no es capaz con sus manos por eso hay que mostrarle, que por otro lado es derecho de todo consumidor, de donde vienen sus productos que es la forma que mejor resultado da, y no es infantilismo es lo que pasa en los mataderos porque la gente paga por ello.

    Salud

  5. Ya hay investigaciones para hacer músculos de cerdo o vacuno en un laboratorio, de la nada. SI no causa dolor pero acaba con la vida del animal al antojo de su consumidor sería igualmente un comportamiento especista. Otra cosa es que hagan la carne de la nada como he oído, ahí que se la como quien quiera. Y para mí es mucho más estratégico dejar de comer carne e intentar que lo demás entiendan el motivo que cualquier otra estrategia más cuando la industria que se intenta eliminar es, entre otras, la cárnica.

  6. 1-Sobre el punto del habla y de la comunicación. Diferimos y me parece un punto importantísimo. Todxs los seres humanos, todxs, tenemos la capacidad de hablar y de comunicarnos. No hay nadie que se quede fuera. De hecho, el comportamiento específicamente humano, eso que nos diferencia de las otras especies, es el de hablar. Todxs la albergamos en nosotrxs, incluIdos los mal llamados “indiscapacitados”. De ahí que siempre esté abierta la potencialidad de una lucha igualitaria. Si siguiéramos tu razonamiento habría gente que tendría que hacer el derecho por nosotrxs, por la gente no “capacitada”, por mucho que esté sujeta al derecho igual que el resto. Pero, por qué lo está y por qué abre la potencialidad de una igualdad de llegada que ahora no está? basicamente porque la igualdad es primera, que es en la genérica capacidad de hablar. Si no compartes esto apaga y vámonos. Todxs somos iguales a la base, esa base es el logos, todxs podemos hablar y todos nos entendemos en ese nivel. Del habla surge el derecho y el pensamiento, y es porque hablamos que se abre todo el campo de potencialidad humana, y porque hablamos que toda desigualdad es ilegítima y debe presuponer la igualdad del habla a la base (ES DECIR, que a los que sufren el derecho puedan comprender las órdenes que se les da, por ejemplo, no únicamente atándolos y demás).

    De ahí que la lucha vegana tenga un problema enorme a la base, pues los animales no pueden formular sus “demandas” ni su igualdad a la base es la misma que la nuestra. En todo caso, siempre sería una especie (la nuestra) la que establecería el derecho para el resto de especies. De ahí que yo diga que la lucha anti especista solo tiene que ver con una lucha entre nosotrxs, animales humanxs, y no con el resto de animales (siempre se caerá en el paternalismo en relación a ellos, y en el antropocentrismo).

  7. Autismos de máximo grado, personas en estado vegetal, malformaciones de alto grado como la que pueda tener un gemelo siamés…los bebes, todos ellos carecen de la capacidades de hablar y entender. El sujeto de derecho lo es por ser sujeto de consideración moral no porque reúna unas características u otras. Los animales no podrán formular sus demandas pero nosotros sí podemos observar y proteger (no interferir) sus intereses, si los orangutanes dependen de la selva de borneo, pues para respetar su derecho a un medio ambiente en el que puedan desarrollarse simplemente hay que dejar de aniquilar dichas selvas, sí un cerdo es tan capaz de sentir angustia y sufrimiento ante el encarcelamiento y la tortura como un hombre pues simplemente hay que otorgarle la misma consideración moral es simple analogía. No es que nosotros creamos su derecho a la vida, es que están vivos y tienen la misma respuesta biológica que nosotros ante una perspectiva de muerte, de ello se infiere que tienen el mismo instinto de supervivencia y por ende un interés natural por mantener la vida. Por cierto los delfines y demás cetáceos poseen un lenguaje más desarrollado que algunas lenguas tribales.

  8. Importante una vez mas decirte que los autistas HABLAN y entienden lo que se les dice, aunque vayan a la suya y se construyan una realidad solipsista. He ahí el respecto máximo a todas las expresividades diferentes y distintas que existe en la especie humana; cada cual según su propia enunciación; como la del autista, aunque sea extremadamente diferente a las nuestras por x razones.

    Los bebes siguen teniendo la POTENCIA de hablar, que aun debe ser efectuada; convertida en acto, y yo, de todos modos, con los bebes hago mi única limitación a la democracia absoluta (en plan, todos deben decidir y enunciar y autoconstituirse, pero a partir del momento de empezar a caminar y a hablar, no entro en el caso de los sordomudos aue es mas complejo, aunque su lenguaje de signos nos remite al lenguaje hablado oralmente por los no sordomudos).

    Personas en estado vegetal: siguen disponiendo de la potencia de hablar y, en todo caso, ya la han tenido y efectuado. Nacer muerto me parece un ejemplo de mala fe en este sentido. Normalmente en el caso del animal humano vegetal se presupone su potencialidad a volver a hablar, a dejar de ser vegetal, de otro modo no me negarás que ha perdido parte de su humanidad (no es íntegramente humano y es el ejemplo extremo; la eutanasia y demás tienen aquí su punto mas problemático).

    Y repito; los delfines y demás tienen su propio lenguaje yo en eso no entro. Ahora bien; no es nuestro lenguaje por eso la simbiosis con los mismos se realiza mediante otros mecanismos que no son el logos humano.

    EL problema de tratar todo en base a morales trascendentales como haces tu es aue estableces binarios dicotómicos e infantilizantes: esto es bueno; esto es malo, culpabilizando e inconscientemente posicionandote por encima del resto, pues tu eres el bueno y purista que defiende el bien universal (descubriste una verdad inamovible).

    Repito; la simbiosis y respeto al resto de animales y especies se hace desde un trato igualitario pero no antropocéntrico como hacéis los veganos, nuestra especie con sus particularidades entra en simbiosis con su entorno y en neustro seno luchamos contra todos qauellos que abusen y opriman, tanto a sus semejantes animales humanxs como a sus semejantes de otras especies.

    • EL problema con el lenguaje es básico pues sin lenguaje no hay política ni liberación; solo paternalismo, condescendencia, despotismo, autoritarismo, dirigismo… Los casos que señalas en tu comentario son interesantes por eso, estan sometidos al paternalismo y a la dependencia de otras personas que les impondrán sus criterios. Lo mismo pasa con los animales y por eso no se pueden liberar tal como nosotrxs lo concebimos…. una especie decidiendo por todas; mucho más allá que los casos excepcionales que has puesto..

      Sigo sin recibir respuesta a porque matar animales para comer es distinto a matar plantas. En el supuesto de que dichos animales hayan crecido en libertad y se les mate de una estocada, sin sufrimiento.

  9. Matice autista de máximo grado, tengo familiares con un ligero autismo y son perfectamente capaces de usar el lenguaje. El hecho de que señale ese tipo de personas es que tú relacionas el hecho de tener determinada habilidad con la razón por el cual los humanos tenemos derechos y podemos satisfacer nuestras necesidades de forma especista. Pues siguiendo esa lógica podría matar para comer a un persona que no tenga dicha habilidad, en este caso la posibilidad de usar el lenguaje. Los bebes tienen derechos porque los adultos se los respetan, no porque se los otorguen, lo mismo pedimos para los animales. Por mucho que a ti no te entre en la cabeza o no quieras reconocerlo el lenguaje, aún siendo una de las cualidades que definen al ser humano, no se encuentra presente en todos y cada uno de ellos.

    Luego, esa lógica que usas situando al liberador como una suerte de sujeto posicionado en una situación jerárquica superior al liberado me parece los más contrarevolucionario que he oído en mucho tiempo. Pues aunque movimientos de liberación históricos a posteriori se hayan desarrollado siguiendo ese patrón, no es cuestión de que persona libera a otra, sino de que tipo de persona y bajo que valores y expectativas realiza la liberación. En el caso de los animales, ya que no se obtendrá nada de ellos tras liberarlos, el altruismo esta garantizado.

    Yo no digo que esta bien o que esta mal, pues aunque sea necesaria la verdad no existe, yo digo que me parece a MI que esta bien o esta mal.

    Es más ético, en mi opinión y respondiendo a tu última cuestión, causar el menor daño posible, tanto al medioambiente como a los demás, en la satisfacción de nuestras necesidades, es por ello que soy vegano porque las matemáticas muestran que en mundo industrialmente desarrollado la dieta vegana es mucho más eficiente por lo que el último termino su práctica derivará en una mejor existencias tanto de plantas como de animales.

    Aparte de eso que puede considerarse una razón racional, es cuestión de empatía, sigo diciendo que mires la labor de un matarife o la de un horticultor y analiza las reacciones fisiológicas de tu cuerpo ante ambas escenas. Nadie siente apetito ante un cadáver, cosa totalmente contraria entre los verdaderos carnívoros.

    Si le das a un bebe un manzana y un pollito y resulta que juega con la manzana y degolla al pollito de un mordisco lo normal es que como mínimo nos asombre y la escena no nos resulte natural, siempre tendemos a pensar que el bebe morderá la manzana y jugará con el pollito, que es la manera correcta de que un bebe se enfrente hacía esos estímulos. ¿Pues si esta “mal” que lo haga un bebe por que iba a ser algo natural entre adultos?

    Por cierto el concepto de simbiosis no es para nada el adecuado para definir la relación que los humanos tienen con el resto de animales, parasitismo concuerda mejor.

  10. Hay primates que usan el idioma de los signos. Perros que se comunican tocando una pantalla de ordenador que emite palabras. Loros con los que se puede tener una conversación.

    • El día que los animales hablen nuestro lenguaje (o nosotrxs el suyo) y enuncien sus propias luchas y se organicen para ellas ya podrán liberarse de forma total y absoluta. De otra forma, siempre seremos nosotros los que les liberemos a ellxs, es decir, nosotros desde una posición de dominación hegemónica los que marcaremos el escenario de su ilusoria liberación.

      Yo no humanizo a los animales, me parecen tan dignos de existencia como la propiamente humana y tienen sus propias maneras de expresarse, de vivir y de gozar, distintas a las nuestras. Nunca he sido amigo del pensamiento totalitario o que uniformice e iguale a todo bicho viviente.

      Sus “lenguajes” son distintos a los propiamente humanos y es el lenguaje en el ser humano el que nos hace puramente políticos (animales políticos, como diría Aristóteles). Dónde no hay lenguaje ni enunciación, no hay política (abandonemos las analogías bien sesgadas por nuestras propias ideologías).

  11. Por cierto la postura vegana es ecocéntrica no antropocéntrica, la razón de abandonar las costumbres de alimentación, los placeres… en pro del medio ambiente es lo contrario al egocentrismo o al antropocentrismo. No sabes lo dificil que es al principio, conlleva un esfuerzo en reeducarte nutricionalmente, socialmente, y sin recibir nada a cambio más que rechazo social en gran medida.

    • Es antropocéntrica, también lo es la de la mayoría de ecologistas. No existe tal cosa como “salvar a la tierra”, “salvar a los animales”. En todo caso nos salvamos a nosotrxs mismxs, no a entidades endiosadas como la “naturaleza”. Es decir, nosotrxs ya podremos contaminar lo que queramos y tirar miles de bombas atómicas, simplemente la tierra seguirá flotando alrededor del sol sin nosotrxs y sin muhcas de las especies que cohabitan actualmente con nosotrxs. Fin de la historia. La tierra ha estado millones de años con lluvias de meteoritos y movimientos tectónicos mucho más jodidos que cualquier acción que hagamos. Una vez comprendamos que la “ecología” y la lucha anti-especista empieza en nosotrxs y termina en nosotrxs (no lo hacemos por ninguna entidad superior a la humana que nos trascienda) podremos a empezar a hacer cosas interesantes y a superar metarrelatos.

      Nuestro paso no es inocuo, allí donde vamos cambiamos la materia. pero no es un cambio absoluto. Matamos plantas, matamos insectos, matamos peces, matamos animales. Podríamos no hacer nada de eso si empezamos a humanizar todo lo que nos rodea y les aplicamos, antropocéntricamente, nuestras propias morales. Allá cada cual, yo simplemente entro en simbiosis, soy parte de la misma sustancia que todo lo que me rodea, no soy distinto a lxs animales ni a la naturaleza, no soy su opuesto, estoy y me desarrollo en un horizonte común y compartido con ellos. Que coma carne no me hace peor persona, sé muy bien que yo mismo soy objeto de comida para otros humanos y para los propios animales carnívoros. No hay moralidad en este punto ni derechos naturales ni nada. Para mi es en el trato con los animales y en la producción cárnica dónde me desvelo ante mi mismo y ante el resto de animales humanxs y no humanxs, no en el hecho de comer carne.

      Mi oposición al veganismo es que es sectario y dogmático y que intenta moralizarnos y culpabilizarnos, sin ni siquiera hacer un trabajo de lo que implica no comer carne (como ya señalo en el artículo, en, por ejemplo, la matanza de miles de roedores en la recogida de cereales a través de las máquinas que segan) Aparte del tema que ya he comentado de lo poco estratégico y de la forma de lucha que reproduce el vegano (voluntarismo-despertar de las consciencias-consumo). No hay afueras, ni somos mejores o peores personas por comer carne. El vegano al estar un desarrollo argumentativo cerrado puede caer, además, fácilmente en el absurdo de que lo mejor para pasar sin hacer daño a ningún tipo de vida es la propia eliminación física (de ahí la cercanía con ciertas corrientes extremistas y delirantes del ecologismo).

      Aunque es evidente que la producción de carne actual y de antaño (capitalista) es una absoluta aberración. Pero es un problema de estructura productiva, derivada directamente de un sistema socioeconómico que todxs conocemos y que debemos destruir.

      Comer un “cadaver” no supone ningún problema, como no lo es comer frutas por ejemplo (que caen de los árboles).En la mayoría de sociedades trivales se cazan animales y se cocinan, con un respeto absoluto hacia la vida animal en general y también del propio entorno.

  12. No tengo problema con las costumbres tribales basadas en la necesidad de supervivencia, mi problema es el hecho de que los humanos con esas capacidades que no han hecho animales políticos, hayan descubierto la capacidad de sintiencia, de sufrir, de tener pensamientos abstractos del reino animal, y, aún teniendo alternativa (al contrario que los humanos que dependen del alimento animal por razones de supervivencia) sigan alimentándose de ellos. Ya te digo y te repito que de sectarismo y dogmatismo nada, yo me baso en conocimientos racionales. Que tiene de dogmático el hecho de que un animal tenga un sistema nervioso central y que yo no quiera hacer con mis costumbres alimenticias que se active causándole un terrible dolor porque la evolución ha hecho que los seres semovientes huyan del peligro a través de este sistema fisiológico del que carecen los vegetales.

    No eres peor persona que yo por comer carne, ni yo he dicho tremenda tontería ni siquiera lo he insinuado. A mi eso del bien y el mal no me convence.

    Todo es mucho más simple de lo que, interesadamente, intentas hacer ver, dices que la lucha vegana no es estratégica, imagino que la calidad estratégica de una lucha se define por sus resultados, pues infórmate un poco de como baja el consumo de carne en los países con movimientos animalistas maduros. Yo tb quiero destruir el capitalismo, pues ya habrás visto que soy anarquista, y por muchas vueltas que le doy no entiendo como no ves en el consumo la verdadera posibilidad de lograr un cambio, mientras la lucha armada suele deslegitimar ante el gran público sus razones, el hecho de desempoderar a la oligarquía financiera y productiva mundial a través de redistribuir el capital de la única manera que tiene el proletariado, con su consumo, me parece totalmente deseable. Aunque a veces algún compañero se esfuerce en argumentar porque es mejor pegar tiros y seguir disfrutando de la comodidad de ir a comprar a una gran superficie, no tiene sentido, menos para un libertario.

    En cuanto al debate que mantenemos sobre el antropocentrismo, para mi si un acto humano se basa en el interés de terceras especies difícilmente se le puede llamar antropocentrismo. Se que dirás que el interés que yo veo en la vida del animal es una construcción humana, pero simplemente es una hecho natural, si un animal tiene una vía de escape a la muerte la usará, será que tiene interés en seguir viviendo ¿no?.

    No estoy de acuerdo en que el vegano tenga argumentos cerrados, yo no digo que sea una verdad incuestionable que el ser humano hace mal por usar animales como alimentos, digo que es cuestionable que tenga que hacerlo, más cuando después de 5 años de vegano decir lo contrario sería negar mi propia existencia.

    Y no tergiverses mis palabras, no he dicho que sea un problema comer un cadáver, digo que sin el artificialismo de vender la carne limpia y empaquetada, osea viendo el cuerpo sangrante y entero del animal, es más común que se sientan nauseas que apetito. Y en cuanto a la fruta si que hay una gran diferencia, y es que el árbol sigue vivo, al igual que un lechuga que proviene de esquejes, el individuo definido por sus genes no muere, se clona. Además de que uno no va por ahí dándole carantoñas a un manzano, pero cuando alguien ve una cabra por primera vez ( a no ser que presente alguna fobia) la trata como a un perro. Estás en contra del veganismos porque te gusta la carne y no crees que pudieras prescindir de ella. No me llames dogmático y sectario cuando te he tratado con el máximo respeto desde el principio y lo único que hecho es argumentar respetando la normas de la lógica. Es cierto que hay veganos que apelan a las pasiones, pero a mi no me hace falta. Un cerdo es un ser infinitamente más complicado que un guisante, y negarlo es un maltrato más.

    Estoy seguro que aunque sacas pecho a favor del carnismo, y hablas de la carne más allá del sistema de la ganadería industrial, sudarías la gota gorda para degollar a un cordero. Liberar a los animales de nuestro dominio de ningún modo es una muestra de superioridad, más al contrario es reconocer que no existe tal superioridad.

  13. Los de los roedores que mueren el la recolección; el mismo problema que el que me planteabas de la soja, es que se necesitan esa barbaridades de métodos de recolección por que la mayoría de la agricultura mundial se usa para alimentar al ganado convirtiendo más alimento en menos. Yo compro mi comida en una cooperativa de agricultores ecológicos en la que se usan métodos tradicionales ya que sus terrenos son pequeños pero muy bien aprovechados. De cualquier modo, igual que no consumo productos que se hayan experimentado con animales, si llega a mi conocimiento el hecho de que cualquier productor mata animales en el proceso dejaré de ofrecerle el fruto de mi trabajo para dárselo a otro que no haga tales acciones. Igual que cualquier vegano de verdad, pues entiendo que sabes que no es una dieta sino una filosofía vital. No hay veganos especistas, si acaso vegetarianos estrictos.

  14. Y aunque no lleguemos a una conclusión que nos haga cambiar de convicciones a ninguno,sí podrías rectificar sobre el titulo de la entrada pues como ves hay veganos que no lo somos por ninguna moda. No me parece una afirmación real, ni justa. No es una filosofía infantil que se pueda rebatir como una pantomima, y tiene raíces, en parte, en obras de grandes pensadores:

    “La supuesta ausencia de derechos de animales, la zoantropía que nuestra actuación hacia ellos no tiene relevancia moral o como se dice en el lenguaje ético no hay deber frente a la criatura, es una de las barbaridades de occidente cuyo origen está el Judaísmo.” Arthur Schopenhauer.

    “NUNCA MOJES TU PAN CON SANGRE DE INOCENTES ANIMALES NI DE TUS SEMEJANTES” Pitágoras.

    “Todo lo que el hombre hace a los animales, regresa de nuevo a él. Quien corta con un cuchillo la garganta de un buey y permanece sordo ante los bramidos de temor, quien es capaz de matar impávido a un atemorizado cabrito y se come el pájaro, al que él mismo ha alimentado, ¿cuán lejos está del crímen un hombre así?” . Pitágoras

    “Llegará un tiempo en que los seres humanos se contentarán con una alimentación vegetal y se considerará la matanza de un animal como un crimen, igual que el asesinato de un ser humano. Llegará un día en el que los hombres como yo, verán el asesinato de un animal como ahora ven el de un hombre. Verdaderamente el hombre es el rey de las bestias, pues su brutalidad sobrepasa la de aquellas. Vivimos por la muerte de otros. Todos somos cementerios.” .Leonardo Da Vinci.

    “Ahora os puedo contemplar en paz, puesto que ya no os como más” Franz Kafka.

    “Rehúso comer los animales porque no puedo nutrirme con el sufrimiento y la muerte de otras criaturas. Lo rehúso porque yo he sufrido tanto que puedo sentir el dolor de los demás cuando recuerdo el mío.”
    “Yo creo que los hombres continuarán matándose y torturándose los unos a los otros mientras maten y torturen a los animales. También habrá guerras porque hay que entrenar y perfeccionar la matanza en objetos más pequeños, moralmente y técnicamente.”Edgar Kupfer-Koberwitz, prisionero del Campo de concentración de Dachau desde 1940

    “No me importa saber si un animal puede razonar. Sólo sé que es capaz de sufrir y por ello lo considero mi prójimo.” Albert Schweitzer.

    “Es increíble y vergonzoso que ni predicadores ni moralistas eleven más su voz contra la bárbara costumbre de asesinar animales y, además, comérselos.” Voltaire.

    “Mientras existan mataderos habran guerras en el mundo”
    “Por matar animales para alimentarse, el hombre suprime innecesariamente su capacidad espiritual más grande, aquella de simpatía y piedad hacia las criaturas vivas como él mismo; y por violar sus propios sentimientos se vuelve cruel”
    “Un hombre puede vivir y estar sano sin matar animales para comida, por lo tanto, si come carne, participa en quitar la vida a un animal simplemente por el bien de su apetito, y actuar así es inmoral” Tolstói.

    “Un hombre de mi intensidad espiritual no come cadáveres”
    “Mientras seamos las tumbas vivientes de bestias asesinadas, ¿cómo podemos esperar condiciones ideales sobre esta tierra?. El domingo oramos pidiendo que la luz ilumine nuestro camino. Estamos cansados de guerras, no queremos más combates, pero sin embargo, nos atiborramos de cuerpos muertos.”
    “El peor pecado que cometemos contra nuestros amigos los animales no es odiarlos, es ser indiferentes con ellos. Esa es la esencia de lo inhumano”.
    “Los animales son mis amigos y yo no me como a mis amigos”.
    “El hombre es civilizado en la medida en que comprende a un gato”.
    “Las atrocidades no son menos atroces cuando ocurren en laboratorios y son llamadas investigación médica” George Bernard Shaw.

    “La cuestión no es ¿pueden razonar?, ni ¿pueden hablar?, sino ¿pueden sufrir?” Jeremy Bentham.

    “Las mentes más profundas de todos los tiempos han sentido compasión por los animales” Friedrich Nietzsche,

  15. Sobre las sociedades trivales. Recomiendo la lectura de Pierre Clastres y su demostración de que las tribús no tienen ningún tipo de economía de supervivencia sino de abundancia. Por lo tanto, no comen animales para sobrevivir, los comen por gusto.

    En mi defensa de comer carne entra la parte placentera, sí. Hay un gusto y yo defiendo el placer que sentimos al comer carne. NO he venido a este mundo a sufrir. Ahora bien, como en todo, no todo vale. Los problemas que señalas por ejemplo de producción agrícola están igualmente ligados a la producción cárnica, y los primeros no se deben exclusivamente a los segundos que quede claro, ambos responden a una lógica de acumulación capitalista y de modelo de producción. No hay mucho más allá…Por lo tanto es la lucha contra el sistema lo que será más eficaz para solucionar ambos problemas.

    Si todxs nos volvemos veganos, simplemente tendremos un capitalismo verde como el que ya emerge. Es imposible, evidentemente, que exista tal cosa pero según vuestro planteamiento voluntarista (despertar de las conciencias) podría suceder. EL problema seguiría siendo con la estructura de producción agrícola, esta vez extendida por todo el globo para la sobreproducción de productos agrícolas, con iguales catástrofes ecológicas. La especulación con el suelo, las semillas y los alimentos no cesarían, así como la sobre producción en determinadas zonas.

    Reconozco el trabajo de los veganos por las continuas denuncias y luchas contra el maltrato animal. Antes del capitalismo y de su modelo de industrialización y producción, no teníamos estos problemas con el encierro de los animales y de su explotación inmisericorde y cruel por parte de los animales humanxs. Ahora bien, una vez más, el problema reside en el modo de producción material del capitalismo, no en el hecho de comer carne (y aquí vuelvo a remitir a las tribus, dónde no hay una lógica de supervivencia como el “civilizado” occidental quiere hacernos creer-no te incluyo aquí aunque siempre hay tics que reproducimos de la ideología dominante- , al animal que se le mata de una estocada como se ha hecho y se sigue haciendo en otros contextos no se le inflige dolor ni vidas de sufrimiento como en el encierro fabril).

    No te llamaba a ti dogmático, me refería a la ideología vegana en su conjunto

    Sobre lo de las náuseas de tener que matar al propio animal, tengo mis dudas pues, una vez más recurriendo a las sociedades trivales, matan a los animales que se van a comer y tal. Aunque entiendo que si viéramos las prácticas en las industrias otro gallo cantaría.

  16. Te equivocas en que si todos fuéramos veganos aumentaría la producción agrícola, es falso, y solo requiere usar los datos de la misma FAO y hacer unas sencillas operaciones matemáticas, En general el 65% de la agricultura se usa para que obtengamos muy deficientemente los nutrientes que necesitamos a través de los cuerpos de otros, osea para alimentar ganado, el 95% de la soja de EEUU, el 80% de la avena y el maíz… En el mundo se sacrifican 53.000.000.000 millones de animales al año, la población de animales de consumo es 6,625 veces mayor que la de humanos y es sustentada con el 65% de la agricultura, el resultado es obvio, podríamos prescindir de la mayor parte de la producción agrícola y aún así tener alimentos para todos, sin contar la volatilidad de los alimentos animales que por su peligrosidad deben tirarse muy amenudo.

    Tienes razón en que no solo hay que luchar por la liberación animal y mantener un capitalismo libre de crueldad con los animales pero ejerciendo la violencia económica que sufrimos hoy, no todos los veganos son libertarios ni mucho menos, aunque los libertarios tendamos a adoptarlo por su coherencia con el resto de nuestro ideario, el mismo Bill Clinton es vegano, Bill Gates, la mayoría de actores de hollywood, las hermanas williams, Mike tyson, y un largo etc que lo último que les interesará es una sociedad en la que pierdan sus fortunas. Del otro lado estoy yo o los compañeros del FLA. Sí nos preguntas a nosotros, estamos en ambas luchas.

    Lo de la economías tribales no lo niego, pero en mi opinión si tuvieran los medios y la información seguramente, por ese respeto que tu tb les reconoces hacía los animales, les costaría mucho menos dejar de comerlos. No lo sé. Pero si se que no tienen las facilidades que tenemos nosotros para ser veganos, aún que no tengan carencias de alimentos puede que no tengan todos los nutrientes necesarios en los vegetales de su zona. Pero claro no olvides que hay tb tribus veganas.

    Antes del capitalismo y su modelo de industrialización de la ganadería ya había personas sensible que no comían animales, como Da Vinci, Pitágoras y todos sus discípulos (pues era condición para acceder a sus enseñanzas, era tal la fama vegetariana de Pitágoras que en la antigüedad se llamaba dieta Pitagórica), Sidharta (BUDA) y todos sus seguidores, además de sociedades enteras como los hebreos antiguos. ¿Crees que antes de la industrialización no se usaban los animales como mercancía?.
    Otra cosa es eso de la estocada indolora, si no sangras a un animal, para lo que su corazón tiene que seguir latiendo mientras brota la sangre, la carne se echa a perder, lo se bien mi abuelo era matarife y mi tío sigue con esa profesión. No hay muerte violenta que sea indolora.

    El tema del placer, sí esta claro la carne esta muy buena, ¿y?. Supongo que el sexo tb te resulta muy placentero, ¿lo obtendrías de forma violenta en contra del interés del otro?.

    Hay un estudio que demuestra que incluso fisiológicamente no estamos hechos para la carne puedes buscarlo en la web, evidencia el hecho de que ningún carnívoro real pude sufrir una obstrucción arterial, no hay tigres con colesterol, se dice que la razón es que su sistema digestivo es mucho más corto mientras que el nuestro esta a la par en longitud que el de la mayoría de herbívoros. Encima salival que digiere hidratos, solo presente en herbívoros, mandíbula que se mueve tb en horizontal, carencia de garras (símbolo inequívoco en el resto de carnívoros y omnívoros), caninos frutales menos desarrollados que los de un gorila…y un largo etc. Además de los temas de salud que por ser motivos egoístas nunca toco.

    Y lo de matar al propio animal, yo lo haría si mi vida dependiera de ello, pero no me refería a eso, decía que aunque lo mates tú u otro la imagen de la sangre (que en el caso de una vaca le llega hasta las rodillas a los matarifes) y del cuerpo mutilado, tripas, piel, ano, cara, ojos, eso para un carnívoro real es una maravilla todo es comestible, para un humano un horror del que solo el artificialismo hace un placer.

    Aún con todo espero tu rectificación en cuanto a tratarlo como una moda. Y aunque tu intención no es faltar, yo soy parte del veganismo y no soy sectario solo defino y defiendo las razones, que como has visto no son banales, por las que opto por el veganismo, nunca le pondré una pistola a nadie en la cara para que se haga vegano, solo le mostrare los hechos grabados en mataderos y como sus costumbres contribuyen a ello.

    ¿Has visto earthlings? Si no lo has hecho te animo a que lo veas.

    • Earthlings está en mi sección de documentales desde hace muchos meses. De hecho compartí otro titulado “expediente carne” (te interesará y te lo recomiendo si no lo has visionado todavía).

      Sobre el título del artículo, al ser una traducción de una revista libertaria francesa he respetado el título que le pusieron sus autores. Te admito que yo no lo habría puesto de esta forma (supongo que es más por provocar, ya que en estos tiempos hay muchas luchas que llevar a cabo).

      Sobre el resto de lo que comentas, en efecto, hay muchas tribus y muchas religiones que promulgan el vegetarianismo. También respeto lo que muchos filósofos y pensadores han dicho en relación a los animales. Y yo reconozco y en ningún momento lo he negado, el trabajo de crítica muy necesaria que ha surgido a raíz del veganismo contemporáneo (así como la defensa animalista de antaño) hacia la forma de consumir y, sobre todo, producir carne que genera el capitalismo. Aunque el alimenticio y como también se ha señalado no es el único frente de lucha (mercado de la vestimenta, circense, etc). Yo todo eso lo reconozco, yo me declaro animalista y anti-especista. Y lucho por la igualdad animal. Y, para mi, en esa igualdad no excluyo el comer carne (bajo ciertas condiciones exigentes, no compro ni doy por válido todo lo que hay detrás de las industrias). Siempre he tenido ciertas dudas en torno a los estudios de lo mala que es la carne para la salud, muchas veces porque se exagera en el consumo de carne (cosa que yo no comparto, esto de comer más de 3 veces carne por semana siempre me ha parecido un exceso extremo).

  17. Es tan listo el escritor que hasta puede tender puentes al cerebro de un vegetariano y saber si disfruta de la comida o no… ya es el colmo de la prepotencia vamos….

    • No hay ningún colmo. En todo momento se habla por nosotrxs, en primera persona, es decir, que NOSTRXS disfrutamos con el sabor de la carne. Es lo que hay, lo sentimos por no tener un gusto más refinado. Y la comida vegetariana y vegana es igual -o más incluso- de sabrosa que la cárnica. Ahora bien y, volviendo a la priemra persona, a mi me sigue gustando el sabor del jamón. No hablo por ti ni por lxs veganxs. Hay un placer en comer carne que existe, hay mucha gente que no le gusta ni el sabor ni el olor de la carne, me parece igual de bien no soy nada homogeneizador (ni tampoco lxs autorxs del artículo).

  18. Me parece que muy pocos en este foro tienen idea de que es el veganismo. No es una secta ya que ningun dios nos da algún tipo de instrucción ni le rezamos. Se confunde en demasía la capacidad de sintiencia con el dolor. La base del veganismo no es el dolor, ni la nutrición, ni el amor, la base es la ética, la igualdad, el respeto, la moral y la justicia.

  19. No he leído todos los comentarios así que espero no repetir nada que ya esté debatido. Seré breve.

    El boicot no es útil si no se desarrollan alternativas. Boicoteas el agronegocio creando un banco de semillas y repartiéndolas entre los agricultores locales para que siembren ecológico y puedan crear una cooperativa (en la de mi pueblo hay producción planificada). No hay ataque directo, sólo dejas de participar creando otro modelo. Hacer la revolución estaría muy bien (o no), pero hay otros métodos que también son útiles y son despreciados sistemáticamente por cierto pensamiento combativo que no quiere ver que hay otras vías.

    Se pueden descubrir patrones en la naturaleza y aplicarlos a la sociedad. Eso de las pseudo-leyes es una barbaridad y no voy a extenderme porque no tengo ganas y no tendría sentido. Pregúntale a David Holmgren: http://archivolibre.com.ar/lacocovilla/Permacultura/(CARPETA)%20Filosofia%20permacultural/(Carpeta)%20Planificacion%20permacultural/Permacultura%20en%20Espa%F1ol-Senderos-mas-alla-de-la-sustentabilidad.pdf

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s