Cortocircuitos en el mando del capital

Desde Marx sabemos que la principal característica del capitalismo es la de ir subsumiendo bajo su lógica interna todo aquello que no se rige por relaciones mercantilizadas. El capital mundial está siempre buscando nuevos mercados que explotar de cara afuera (apertura de fronteras e invasión capitalista del resto de países) y, de cara adentro, intenta conquistar todas las relaciones humanas.

Tras la caída del muro de Berlín la expansión capitalista se intensificó como nunca lo había hecho antes. Esto vino aparejado al fin del modelo soviético como alternativa plausible al sistema capitalista, lo que trastocó seriamente todo el ideario de la izquierda y limitó seriamente las capacidades creativas y emancipadoras de la multitud. Todo el mundo fue progresivamente siendo subsumido por el mando del capital. Apertura total de mercados, deslocalizaciones, nuevos sitios para aumentar la acumulación capitalista…

Coincidió la caída del muro con el progresivo fin del modelo fordista y de la industria como centro de la economía occidental. Se terminó la disciplina fabril, el trabajo manual…ya no podríamos hacer un remake del corto de los hermanos Lumière (al menos en occidente). La economía se ha informatizado, el conocimiento y la producción de afectos y relaciones humanas son ahora el centro de nuestras economías occidentales. Esto provoca necesariamente un cambio profundo en nuestra manera de entender al mundo. Si antes el obrero podía observar a su patrón dándole órdenes concretas y contundentes, actualmente los jefes parecen multiplicarse y difuminarse en el seno de las oficinas. Las relaciones de poder han basculado, antes eran verticales y muy estáticas, disciplinarias (obrero-patrón) ahora se han aplanado y son más de control. Todo ello dificulta seriamente la construcción de un relato que pueda conectar como antaño con las clases populares. Parece además que la política ya no puede ser agenciada desde afuera.

Mientras vivimos todos estos cambios (en el espacio de 30 o 40 años) el capital, indudablemente, se ha ido reforzando (es paradigmático el hecho de que las rentas del capital no dejen de aumentar en relación a las rentas del trabajo a lo largo del mundo, además de que el 1% más rico todavía se ha ido haciendo más rico a costa del resto de la población).

Hasta que ha llegado la gran crisis y la explosión simultánea y espontánea de la multitud en todos los rincons del mundo. La dominación del capital se fue expandiendo de forma ininturrumpida, sin un centro de mando claro, pero al mismo tiempo ha sentado las bases para que una fuerza positiva desde abajo lo supere.

Las revueltas del mundo árabe, Turquía, Egipto, Brasil en junio y, anteriormente, el movimiento occupy, el 15M, las huelgas griegas, las huelgas masivas en China si bien son diferentes parecen tener un nexo común: la reapropiación de lo público, una respuesta frontal a esta lógica atroz del capital. Las características de todas las revueltas que se van sucediendo tienen algo en común: una ausencia de los metarrelatos, una idea clara de qué es lo que no se quiere y una idea clara de construir algo diferente que dinamite la propia base del capitalismo (la expropiación de todo lo público para el beneficio privado y exclusivo de unos cuantos ricachones). Responden de forma inconsciente a la nueva era en la que hemos entrado. No es de extrañar que todas las revueltas empezaran por pequeñas demandas sobre algun tema en concreto, siempre en relación a la privatización (es decir, a la subsunción material de algún servicio común, que era de todxs, para entrar al servicio del capital), ya sea el aumento del precio del transporte público o la privatización de una plaza emblemática.

brasil

Las revueltas golpean al capital desde distintos puntos, sabiendo que el centro está en todas partes y que desde todas partes debe de ser respondido. Además de ello, las revueltas árabes han sido un puñetazo a toda esa “intelectualidad” occidental que siempre miró con condescendencia y paternalismo a las que fueron sus colonias. Han demostrado que saben tanto o más de política que en occidente, que luchan por una democracia radical  y que pueden hacerlo por ellxs mismxs.

taksim-gas-391x260

El sistema se tambalea. No es capaz ni de cumplir las propias normas que él mismo se impone (la filtración de Snowden es ilustrativa a este respecto, parece que no ha levantado ampollas a nivel institucional, nadie busca responsables sobre lo que es una vulneración de la propia esencia del sistema, como es la división de poderes y el derecho a la intimidad) y se nos está presentando ante todos como algo carnavalesco, ridículo. La distancia entre lo que preconiza y lo que hace es tremenda. Siempre existió pero antes se cuidaba bien de disimularlo.

Estamos entrando de lleno en una época de profundos cambios. Debemos seguir empoderándonos, respondiendo, creando instituciones autónomas. De momento ya se han producido ciertos cortocircuitos en el mando del capital, respuestas que señalan al corazón de la bestia. No podemos olvidar que el capital es moldeable y flexible y puede cambiar para mucho peor en los próximos años (la recientes alusiones a la implantación de regimenes autoritarios en europa son preocupantes). No le tengamos miedo.

 

Anuncios

5 pensamientos en “Cortocircuitos en el mando del capital

  1. Por desgracia el bloque soviético era tan capitalista como el occidental y como se está demostrando el resto de “comunistas” solo practican comunismo de estado, que es tanto como capitalismo en la práctica. Creo que ni siquiera ese es el peor problema, puesto que aunque este sistema que agoniza se termine, poco cambiará con lo que venga. El problema es el modo de vida que nos imponemos nosotros mismos, este modernismo anti-humano y anti-natural que nos convierte en esclavos de un sistema a la vez que sus dueños.
    Y tu, y otros como tu, pedís más estado, más presencia de lo “público”: Pero si ese es el problema, que no es público, es estatal, y el estado no es pueblo, hay que destruir al estado y reformar al ser humano, pero eso no es posible en una sociedad de consumo, ni siquiera una industrializada, porque estas, necesitan explotar al hombre y dominarlo para que crea ser feliz y resista ese tipo de vida, para vivir en algo así, necesitamos dejar de ser humanos y es a lo que sin querer nos lleva este sistema.

  2. Hola,
    Me ha parecido muy interesante tu articulo. Pero creo que no se trata tanto de un problema de sistema. Los sistemas, en su nivel teórico, tanto el capitalista como el comunista, no tienen porqué ser malos en si mismos, y sus primeros teóricos lo que buscaban era esencialmente mejorar las expectativas de la sociedad. El problema reside en cómo se aplica efectivamente cada uno de los sistemas, ya que a nivel teórico es muy complicado abarcar todas las posibilidades de que algunos puedan tergiversarlo en su beneficio propio. Creo que la libertad de capital en diferentes sociedades que no aplican las mismas normas a sus ciudadanos en otros ámbitos (movilidad de personas, derechos humanos, derechos laborales, derechos ecológicos, limites de decencia humana, etc) solo permite que las éstas compitan entre sí por el capital obviando todo lo demás. Al final, no haber generado barreras al flujo oportunista del capital permite que los que afectan de manera decisiva gran parte de nuestras vidas sea ese 1% que ni nos conoce, que con algo de suerte quizás solo les podamos identificar mejor cuando se cuenten por milésimas. La total libertad del capital, que consideraría como marco inicial teórico el acuerdo del GATT, permitió la ascensión de los aberrantes fondos buitres, de manifestaciones de trabajadores por el traslado de sus empresas a China, la conversión de Ghana en el basurero electrónico de Europa, la ascensión de la extrema derecha en Grecia, el saneamiento de las cuentas públicas alemanas a costa de sus socios del sur, y un sin fin de problemas que permiten a veces que la subida de algunos céntimos del transporte público sea solo la gota que colma el vaso. Creo que solo hay 2 soluciones a un problema tan complejo: O se limita el movimiento de los apreciados y suculentos capitales mientras los países no adopten marcos legales similares respecto a todo lo demás o adecuamos el marco legal entre países para que se impongan líneas rojas al capital y para que su flujo no dependa del gobernante de turno.
    Un saludo

  3. Yo con esto del comunismo tengo una liada…¿Fue un experimento de la élite?.Lo digo porque dicen que al parecer Marx y Lenin fueron financiados por los Rockefeller.Después…¿se les “fue de las manos”?.¿Por qué no han invadido a Cuba?¿Es porque está fuertemente aliada al gobierno ruso?,¿Por qué claudicó Gorvachob y le dio la razón al capitalismo?.

    Aparte de estas cuestiones,yo tengo muy claro que en lo que
    las masas no se den cuenta de que con una simple moneda,que no es más que un mísero trozo de papel o metal los DUEÑOS de la misma,,hacen lo que quieren con nosotros no tenemos nada que hacer.En lo que las masas no se den cuenta,de que solo mediante comunidades bien unidas formadas por emprendedores,empresarios,trabajadores que no tengan que depender de la moneda oficial y tengan SUS PROPIAS REGLAS no habrá nada que hacer,ni se hará nada en lo que no se den cuenta de que la ecuación dinero NO es igual a PIB ni igual a la sobredeuda no ENCAJA,,hay que acordarse de Santa Bárbara ANTES de que truene y los bancos centrales no solo prestan dinero,sino que lo imprimen.

  4. Otra cosa que se me pasó por alto y creo que es lo más importante : En lo que la gente no caiga en la matrix económica en la que vivimos,que de “económica” no tiene nada,pues no se entiende,que haya obsolescencia programada y haya que “crecer” económicámente en lo que a ventas se refiere para “triunfar”y el beneficio monetario,o sea,ganar todo lo posible,sea el único objetivo,o el primero….lo tenemos “crudo”.Más que hablar de economía,eso es hablar de “lucha por el poder”,piratería legal,acumulación de capital y esclavitud.Se acabó la historia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s