El capitalismo que nunca sale en los medios

Si algo hemos aprendido de la mafia es que para llegar a lo más alto y para mantenerse en las cúspides del poder lo más importante es la discreción. Algunas películas han retratado a la perfección el declive de algún mafioso – como en American Gangster que siempre empieza en el momento en el cual dejas de lado la discreción propia del oficio en pos de la ostentación y de las ansias de notoriedad. Pasas de ser un elemento oculto, cuidadoso, prudente, a ser un personaje casi público, con la consecuente atención mediática.

En el sistema capitalista encontramos algo parecido aunque en otro nivel. Los que detentan el poder deben de ser discretos, intentar pasar desapercibidos, mantenerse un poco ocultos ante la opinión pública. De esta forma, si nos fijamos bien, en los medios en muy contadas ocasiones vemos aparecer a Emilio Botín (el banquero más importante de Europa), a Isidro Fainé (presidente de CaixaBank), a Amancio Ortega,  a Antonio Brufau (presidente de Repsol) y un muy largo etcétera. No suelen aceptar entrevistas y, si algunas veces las aceptan, es simplemente para vanagloriarse de lo bueno que son en sus negocios o para hacer propaganda. Sería muy interesante poder escucharlos más, de hecho, tienen muchas cosas que explicarnos. Siempre estamos criticando (con mucha razón) al sistema financiero y ni siquiera dan la cara ante los ciudadanos, más grave todavía es que no la den ante sus clientes. Tiene una justificación, ellos se ocupan de negocios privados, no son asuntos públicos aunque las consecuencias de sus acciones estén siempre a la orden del día y sean muy públicas (más después de que seamos los contribuyentes los que les salvemos los muebles)

Tras este primer nivel de secretismo llegamos al segundo. ¿En qué medios has podido ver las protestas contra Caixabank en Barcelona? ¿Y contra Bankia? En ninguno porque no han salido. De hecho, CaixaBank envío una nota amenazadora  a Tv3 (actitud esta muy mafiosa) en la que se especificaba que si salía alguna noticia de las protestas en Maria Cristina contra la sede central de CaixaBank se le retirarían los patrocinios. Son bastantes millones de euros, sobre todo sabiendo que CaixaBank patrocina la sección de deportes del telediario. Suerte que disponemos de Internet y de las redes sociales, de otra forma esas multitudinarias protestas no habrían existido para la gran parte de la ciudadanía.  Quizás deberíamos hacer un esbozo de porqué se hicieron protestas contra CaixaBank, y así llegaremos al tercer nivel de secretismo, una estafa en toda regla (las participaciones preferentes) que nunca se explicó en ningún medio.

Centenares de miles son los ahorradores que se han visto afectados por la estafa de las preferentes. Todo vino a raíz de la normativa de Basilea III, que excluía a las participaciones preferentes del cómputo de capital de los bancos y, por lo tanto, éstos tuvieron que deshacerse de ellas y comprar bonos o acciones  (que sí que cuentan para la capitalización). La Caixa dispone de muy poco dinero (falta de liquidez) y el canje es el siguiente: el 30% se recupera en forma de acciones y el 70% restante se convierte en una obligación a 10 años. Los tenedores del dinero deberán esperar hasta el 2022 para recuperar la totalidad del mismo. El problema de todo esto es que las participaciones preferentes fueron vendidas como productos líquidos con la posibilidad de retirar el dinero en 48 horas (y así lo atestiguan todos los afectados) y ahora les dicen que tienen que esperar 10 años (aparte de que muy pocos conocían la naturaleza y peligros de estos productos). Y aceptar el canje implica aceptar los términos de CaixaBank, entre los que se encuentra el no denunciar a la entidad (no tienen un pelo de tontos). Si rechazan el canje se quedarán sin nada. Muchos de los afectados tienen entre 75 y 95 años, muchos de ellos nunca podrán recuperar su dinero, sus ahorros de toda la vida, el legado que querían dejar a sus hijos y nietos.

Luego CaixaBank y otras tantas empresas y entidades financieras participaron de forma bochornosa en La Marató de TV3. Ahí sí que quieren dar la cara, con un cinismo que alcanza cotas inaguantables. Son personas que te santifican si ayudas a los pobres pero que si quieres luchar contra las causas de la pobreza o te encarcelan o te matan. Hipocresía en estado puro.

A veces va bien ponerle cara y ojos a este sistema y a los principales culpables de la crisis pero mucho me temo que esto siga siendo superficial. Las causas radican en el sistema en sí, las caras, las personas, van pasando y se siguen y se seguirán reproduciéndose los mismos procedimientos con igual resultados si simplemente cambiamos a las personas. Las herramientas del sistema capitalistas son las que son, aunque seamos las personas las que debamos cambiarlas.

Evidentemente, para rendir un mínimo honor al título que le he puesto a esta entrada, el capitalismo que nunca sale en los medios es el que sufrimos el 99%, el que provoca decenas de suicidios diarios, el que mata a personas inocentes en guerras injustas, el que mata de hambre a los africanos con la especulación alimentaria, el que encarcela a lxs ciudadanxs por defender sus derechos o el que somete en la más miserable condición a gran parte de la población humana.

Estos días se reúne el club Bilderberg en Chantilly, las 150 personas más influyentes del planeta han quedado para hablar sobre las cuestiones del mundo (eso dice la prensa). A saber  de qué hablan, pero están presentes grandes jefazos de la prensa internacional y nacional (como Polanco), el imperativo periodístico sería el de informar que se acuerda en estas reuniones secretas (secretas de contenido, desde hace 10 años ya publican hasta la lista de invitados) pero no tendremos el privilegio de saberlo. No estamos en su club. Son el 1%. Pero nos tienen miedo, necesitan nuestro consentimiento tácito y por eso nos esconden todas sus fechorías, por eso no quieren que se haga público lo que hablan, no quieren que se sepa que nos manifestamos contra CaixaBank, no quieren que se sepa la estafa de las preferentes, la estafa de las deudas soberanas etc, debemos coger conciencia de nuestro poder. Nos censuran y nos reprimen porque nos temen, se tambalea su sistema, somos el 99%.

Anuncios

2 pensamientos en “El capitalismo que nunca sale en los medios

  1. …Y si hablamos de Bankia, más de lo mismo.
    He estado unos días fuera y he cambiado impresiones con diferentes personas, sobre todo esto. La verdad es que vengo bastante decepcionado, porque veo como la gente se deja engañar sabiendo que la engañan. Nos hemos vuelto totalmente conformistas y nos tragamos cualquier cosa, esperando que otro más listo o más preparado lo resuelva.

    • La irrupción del 15M y las continuas protestas contra los bancos (tanto a nivel macro como una mani y tal o caceloradas o acciones diversisas como a nivel micro con cada cliente protestando en la oficina) es igualmente esperanzador. El conformismo propio a la época de bonanza se está dejando de lado..no se ocmo será esa experiencia tuya pero yo si que observo mucha indignación y muchas ganas de cambiar las cosas entre las personas..hay que mantener la llama encendida.

      Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s