La debacle económica se aproxima

La bolsa española ha perdido hoy los 7000 puntos por primera vez en tres años y la prima de riesgo no se aleja de la peligrosa cifra de los 400 puntos básicos (llegando incluso a casi los 450 en algunos momentos del día). Recordemos que el umbral de los 500 puntos bastó a países como Portugal, Irlanda o Grecia para pedir el rescate a la UE. La bolsa “pronostica” el estado de la economía con 6,7 u 8 meses de antelación (al menos así era en el pasado, ahora puede que ya sea completamente independiente) y el hecho de que volvamos a niveles del año 2009 significa una vuelta a empezar. Tras 2 años de duros ajustes enmarcados en la doctrina neoliberal (privatizar, desregular y reducir gasto público) retrocederemos para llegar a la situación anterior a la crisis. Esto debería ser una prueba suficiente para todos los pseudocientíficos “economistas” de que sus medidas son ineficaces,no funcionan, y cambiar la estrategia. Sus programas y medidas tienen mucho de ideología y muy poco de ciencia. Nos han vendido la moto de que “no hay alternativas”, de que únicamente recortando y privatizando se puede salir del embrollo. Da igual que el FMI pronostique una caída del PIB del 1,7% para este curso 2012 o que las cifras del paro no dejen de aumentar. No podemos escapar a los dictados de los grandes poderes económicos.

Tras el estallido de la crisis muchos fueron los economistas (entre ellos algún que otro premio Nobel como Stiglitz o Krugman) que recomendaron implementar políticas de estímulo y alertaron del peligro que suponía hacer una política de recortes y privatizaciones. Como si de Nostradamus se tratase, aquello que describieron que pasaría se ha ido cumpliendo a rajatabla. La relación era sencilla; la crisis económica provocó el disparo de las deudas públicas y de los déficits públicos (por culpa de la caída de los ingresos, los aumentos de gastos en políticas de desempleo y de los planes de rescate a la banca), para poder financiar a los estados se debía recuperar la confianza de los inversores (mermada por el aumento de la misma) y para ello se recurrió a políticas de disciplina fiscal que cualquier persona puede deducir que son suicidas: recorte de gasto público (renunciando así a políticas de estímulo de la demanda) y subida de impuestos (para intentar arreglar los desajustes en los ingresos). El resultado era previsible: al destrozar la capacidad de consumo de estados, empresas y ciudadanos la demanda agregada se contrae provocando el cierre de más empresas (ya que no tienen consumidores), aumenta el desempleo y con éste se merma todavía más la capacidad de consumo. Resultado: más recesión y por lo tanto más exigencias de recortes y reducción del gasto público (éste aumenta debido al aumento de gastos en prestaciones sociales y, sobre todo, por la continua falta de ingresos derivado del estancamiento económico). Entramos de esta forma en un círculo vicioso interminable.

Cae el gobierno de Zapatero (que privatizó parcialmente loterías y apuestas del estado y AENA entre otras, además de reducir sueldos de funcionarios y recortar gasto público social) y llega el salvador Rajoy (que se presentó a las elecciones sin programa electoral). Se supone que los mercados recuperarían la confianza en la economía española, la prima de riesgo se reduciría y todo iba a ser muy fácil y tal. La batería de medidas que han realizado ha sido simplemente un suicidio: subida del IRPF (sobre todo a las rentas del trabajo con el maquillaje de hacerlo de forma progresiva, nada de tocar las rentas del capital), reforma laboral (que facilita el despido, por lo tanto, más parados a corto plazo como poco, esto lo admiten hasta ellos mismos), subida de la luz, agua, gas, transporte, tabaco y recorte de 40 000 millones más 10 mil millones en sanidad, copago sanitario y hoy se ha anunciado las subidas de tasas universitarias (que podrán llegar al 25% del coste real de al matrícula, un buen truco, el coste real lo determinan los propios gobiernos autómicos, pudiendo de esta forma llegar con total seguridad el precio de la misma a 2000 o 2500 euros por curso, esto implicará, además, que dejemos de apostar por la innovación y por mano de obra cualificada. Establecer barreras de entrada a la Universidad sabiendo que hay un 50% de paro juvenil aumentará la población de los llamados ninis y es apostar por una economía de bajo valor añadido). Para rematar el asunto la gasolina ya ha alcanzado 1,5 euros el litro (nuestra economía depende del petróleo y somos importadores del mismo).

El resultado de todo esto es previsible: mengua absoluta de la capacidad de consumo de los españoles que provocará el cierre o el despido de más trabajadores (pues se reducirá el consumo, las personas por culpa de la subida de impuestos consumirán menos además el despido ahora es barato), quita de circulación de 50 000 millones de euros de la economía (otro desastre, no podrás hacer políticas de estímulo y habrá  menos dinero en circulación que supuestamente se destinará a un mercado financiero ineficiente). La recesión se va a producir de forma dramática, lo que alimentará el círculo vicioso ya comenzado hace 4 años de recesión-recortes-recesión-recortes y alcanzará un nivel insostenible para la población española. Por otro lado, Grecia está a punto de quebrar formalmente (materialmente ya lo está, le han realizado distintas quitas a su deuda) lo que hundirá a todo el sistema financiero, arrastrará definitivamente a España y a Italia y  nos sentaremos a esperar el efecto dominó que esto provocará  a escala mundial.

A los cleptócratas se les ha ido la mano, pensaban sacar mucha tajada de esta crisis (lo están haciendo, como comenté en un artículo anterior) pero su avaricia no tiene límites y hundirán la economía capitalista irremediablemente. Es hora de empezar a articular la alternativa factible y real a este sistema, no solo nos están ofreciendo la oportunidad, sino que es un imperativo el realizarla.

De hecho, aunque estén aprovechando la crisis para privatizar y quitarnos derechos sociales básicos como educación o sanidad están construyendo su propia sepultura sin saberlo. Las teorías liberales no resuelven la paradoja del empresario (a un empresario le interesa pagar lo mínimo posible a un trabajador para aumentar beneficios pero esto conlleva que a nivel agregado, si todos lo hacen, no dispongas de personas que puedan consumir aquello que fabricas) e intentan llevarla al extremo (todas las políticas que se están llevando acabo no hacen más que aumentar las desigualdades sociales, acentúando las contradicciones de clase de forma insostenible) lo que provoca, simplemente, una vuelta al siglo XIX.

Se han realizado muchos análisis comparando la actual crisis económica con la Gran Depresión fruto del crack bursátil del año 1929.  Aunque existan similitudes hay que diferenciar casos, en los años trenta Estados Unidos llegó a tener un “crecimiento” del -18% del PIB en el año 33 y en el mundo occidental las cifras oscilaban entre el  -4 y el -10% del PIB en los peores años. Muchos países tardaron una década en recuperar los niveles anteriores al año 1929. Hasta ahora no se habían alcanzado tales niveles de caídas pero probablemente seremos testigos de ellas a partir de este año 2012 y en el 2013 (si no cambia radicalmente la cosa), lo que corroboraría la tesis de Niño Becerra, que aseguraba que la crisis no estallaría con toda su fuerza hasta el año 2010 (después retrasó esta fecha hasta el 2011-2012). El alarmismo vende mucho, no quiero ser alarmista con este artículo pero si las cosas son como nos las han vendido estamos cerca de todo esto y solo nos queda una salida: la ruptura sistémica.

Muchos ya sufren en sus carnes todos los efectos devastadores de la crisis, aunque en los medios lo silencien. Cada día dos parados italianos se suicidan, las personas viviendo bajo el umbral de la pobreza ya supera el 20% en España, Italia o Grecia, la “clase media” se desmorona y las únicas tiendas que mantienen una gran afluencia de personas son las de alimentación.

Anuncios

Un pensamiento en “La debacle económica se aproxima

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s