El sexismo en la lengua castellana

Sé que llego tarde, tendría que haber hecho esta entrada en homenaje al día de la mujer trabajadora (8 de marzo) pero por culpa de algunos contratiempos me fue imposible. 

El pasado 4 de marzo la RAE hizo público el informe en el cual se afirmaba que un “el lenguaje no sexista NO SE PODRÍA HABLAR“.  Es una curiosa conclusión pues el lenguaje es el límite de nuestro mundo (además de ser el reflejo de la cultura en la que nació). Según la RAE fuimos, somos y seremos machistas, la idea implícita que subyace de tal conclusión es clara: la mujer es inferior, hasta tal punto que un lenguaje que la respetara “no podría ser hablado” (es decir, no existe esa posibilidad en nuestro mundo).

Para ilustrar el machismo de nuestra lengua vamos a mostrar algunos ejemplos:

Uno cualquiera: uno que pasaba por ahí

Una cualquiera: una puta

Un hombre público: un ciudadano conocido

Una mujer pública: una puta

Un zorro: un tío listo.

Una zorra: una puta

Un hombre alegre: un sujeto que muestra su alegría

Una mujer alegre: una puta

Un guarro: un individuo sucio, sin aseo.

Una guarra: una puta

Un fresco: Persona desvergonzada

Una fresca: una puta

Un gallo/gallito: Un valiente.

Una gallina: Puta, cobarde.

Coñazo: pesado, plumbeo, aburrido

cojonudo: fabuloso, genial

Podemos seguir así ad eternum. El léxico disponible para definir a una trabajadora sexual es interminable. El lenguaje retrata la sociedad en la que fue concebido, sabemos que hemos sido y somos unos machistas pero la RAE no puede alimentar este machismo con sus informes.

Nos queda mucho trabajo por delante, pero junt@s lo conseguiremos.

Anuncios

7 pensamientos en “El sexismo en la lengua castellana

    • Cierto, en este artículo he hablado de semántica para simplemente poner en evidencia el machismo existente en nuestra lengua (la RAE acepta todos los significantes expuestos en el artículos) como un añadido al de la sintaxis, que evidentemente también es profundamente machista. En el informe de la RAE lo que más se crítica es el hecho de utilizar los genéricos masculinos, y eso por ejemplo simplemente podría ser cambiado por el femenino o simplemente no aceptar, por poner un ejemplo, el “todos” cuando nos referimos a un grupo de personas con 10 chicas y un chico. Simplemente recalco el hecho que me parece triste que la RAE alimente el sexismo existente y no luche por una igualdad de sexos en el terreno de la lengua, en su campo, a través de una nueva concepción de la sintaxis por ejemplo.

      • La sintaxis no es sexista, el español ha evolucionado por las prácticas sociales a lo largo de los siglos y se ha determinado de la manera que lo conocemos actualmente. Luego las prácticas de las personas son sexistas, en ingles no existe, por ejemplo, distinción en la segunda persona del plural, solo tienen “they”, y en cambio también tienen prácticas sexistas. Yo uso el español y me refiero a mi grupo de trabajo, cuatro chicas y yo, como nosotros, y ellas igual, por el simple motivo de que es más práctico y es una norma que se sigue. ¿Las trato mal? No, somos un grupo cohesionado que nos apreciamos, queremos y respetamos. Que la palabra gallina, cojones, y etc..etc… tengan diversas acepciones, algunas aceptadas por la RAE y otras simplemente sean informales no significa nada. El sexismo está en las prácticas sexistas y no en el lenguaje que en este caso puede servir de vehículo a las mismas pero no es su génesis. Un machista y tu usáis el mismo lenguaje pero seguro que no tratáis a las personas de distinto modo. La atención no se debe centrar en el lenguaje si no en las prácticas culturales que someten a la mujer a una posición de inferioridad… en la televisión verás ejemplo de ellos cada día, en política, en los discursos católicos, etc… El lenguaje no tiene mucho que ver… y quien diga que el lenguaje estructura la realidad, es cierto, pero el lenguaje también bebe de la realidad.

  1. Estoy de acuerdo con lo que afirmas, evidentemente que le lenguaje bebe de la realidad (en el artículo pongo claramente que es un “reflejo de la cultura en la que nace”) y por eso el cambio en las pautas culturales (cada vez se lucha más frente al sexismo) también debe verse reflejado en la lengua…es cierto que puede que antes de la lengua deba apreciarse un claro cambio en las pautas culturales pero no por eso se justifica el hecho de intentar anclar y reproducir un lenguaje machista (que lo es, fruto de la realidad pasada y presente) constantentemente, se pueden crear sinergias desde muchos ámbitos en pos de una sociedad menos sexista y más igualitaria.

  2. Por cierto, no estoy de acuerdo con eso que dices de que “no en el lenguaje que en este caso puede servir de vehículo a las mismas pero no es su génesis.”, presupones que el lenguaje es neutro cuando no lo es. Es un vehículo de ideas, claro, pero no es simplemente un “medio de transporte” (de transmisión), configura tus ideas, tu capacidad de razonamiento y también tu personalidad y en algunos casos es génesis de algún problema (por ejemplo, hay lenguas que no permiten, que no existe, el futuro, no puedes conjugar un verbo en el futuro…eso te determina y puede ser la génesis de algunos problemas (o la solución quién sabe)..aunque admito que es complicado saber que empieza antes, si es la sociedad el problema principal (en una visión ontológica sería en plan: es lo que hay porque son así) o si bien es por las limitaciones del lenguaje..a saber hasta que punto es la expresión de una sociedad.

  3. No quiero seguir dándole vueltas al asunto. Yo sigo a Watzlawick en su teoría de la comunicación humana cuando hace la distinción entre sintáctica, semántica y pragmática. La sintaxis es neutra, la semántica es la unión entre lo que digo y lo que tienes que hacer con lo que digo. Así que la frase, tal cual de su libro: ¿son esas perlas auténticas? Tiene muchas interpretaciones distintas y puede provocar diversas reacciones en función de quien lo dice, donde lo dice, como lo dice, la relación entre los comunicantes, etc…
    Prefiero usar el castellano de la manera que me resulta más cómoda, y si para decir que me lo paso bien digo que está de puta madre en ningún momento estoy pensando ni en putas ni en madres, es una expresión que manifiesta un estado de ánimo como bien podría decir chachipiruli.
    Desde mi punto de vista empezar a usar recursos mentales para ajustar el lenguaje a “políticamente” correcto es un malgaste de energías que prefiero usar para otras cosas…
    Salut

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s