Segunda interpretación: La crisis es una estafa

El problema que presenta el análisis realizado en el anterior post es que el tsunami de la crisis no se ha manifestado de igual modo para grandes empresarios, banqueros, fondos de inversión y trabajadores y pequeños empresarios en general. De este modo, los ricos ganaron un 8,6% más en 2010 que en 2009,  un 6% más en 2011 con respecto al 2010  y las grandes empresas siguen aumentando escandalosamente sus beneficios (las empresas españolas en del Ibex ganaron un 21% más en 2010 con respecto al 2009, el aumento medio de los salarios de los altos ejecutivos de esas compañías fue de un 20% ), mientras tanto, la remuneración de los asalariados españoles bajó un 1,7%.

Por otro lado, el problema de la deuda soberana sería fácilmente resuelto si el BCE imprimiera billetes, pues se crearía así una red que haría recuperar a los inversores la confianza, bajaría la prima de riesgo y, por ende, los intereses de la deuda soberana. Pero Angela Merkel no quiere, ¿Saben por qué? Porque si realiza esta maniobra los diferentes estados periféricos del sur de Europa no harían las reformas estructurales que se les exige, serían más laxos para no perder rédito electoral y para no crear un caos político. En cambio, si están al borde del precipicio las medidas más radicales se tomarán sin rechistar y serán aceptadas por una parte más amplia de la sociedad, que las verán como la única alternativa plausible para salir del atolladero. Es la doctrina del shock. Se desmantelará (ya se está haciendo) a los estados sociales, privatización de empresas y servicios públicos y habrá una precarización todavía mayor de nuestras condiciones laborales.

El problema político es que Alemania puede, a la vista de que todos los países periféricos están gobernados por la derecha o por tecnócratas, maniobrar de tal forma que el BCE acabe imprimiendo billetes cuando la situación sea demasiado peligrosa y por lo tanto se relaje la presión de los mercados sobre estos países. De hecho, el BCE da dinero barato a la gran banca al 1% o 1,25% para que éstos financien a los estados al 5,6 o 7%, no lo da directamente a los estados, empeorando así aún más la delicada situación de la deuda soberana. Estaremos mucho peor dentro de 3 años, pero parecerá que no es así y que ha sido el PP en España y CiU en Cataluña los que nos han sacado de la crisis. El proyecto neoliberal acabará por tener, a la larga, el consentimiento de la población y se implantará de forma dramática para una gran parte de la población que perderá la memoria del pasado más cercano. Y los de abajo tendremos un serio problema para cuestionar el poder, para recuperarlo.

Los mass media y políticos como Artur Mas están realizando una extraordinaria labor de manipulación de masas. Muy inteligente. Presentan a Artur Mas como un valiente, un salvador, un tipo con coraje, un tipo que se está sacrificando para sacar a Cataluña de la crisis. Me recuerda horrorosamente al stajanovismo stalinista. Pero es una buena opción desde un punto de vista político, apelar a lo más irracional del ser, forzarte a pensar que estás haciendo algo bueno, el sacrificio siempre ha sido un paraguas en el que se refugia la legitimidad de actuación (nuestros abuelos murieron por la democracia, los obreros soviéticos lo están dando todo por el triunfo de la revolución etc etc), se crean así  “mártires” de la causa. El caso de los obreros soviéticos es ilustrativo en este aspecto, estaban ultra explotados trabajando 12 horas al día por un sueldo miserable, convirtiéndose en ejemplo a seguir por el resto de la población. Eran mártires involuntarios, aunque hicieran con gusto ese sacrificio(pues lo hacían con gusto), mientras tanto, los privilegiados del partido vivían como reyes. Algo así ocurre hoy en Cataluña (también China es un buen ejemplo de esto). En este apartado, CiU y sus medios afines nos están dando una lección política, una clase magistral de manipulación. No se puede responder a la misma con la simple denuncia, el inconsciente es más fuerte que el consciente. Aunque yo sigo confiando en la inteligencia de las personas.

Además de esto, la crisis no es de recursos, ni ecológica ni bélica. No hay escasez de capital. Muchos están sacando mucha tajada de esta crisis, por ejemplo, especulando con las deudas soberanas. Ahí están las agencias de rating, que imagen y califican a un país según su criterio y los inversores, que invertirán allá dónde sea más rentable y dónde se asegure el pago de la deuda (todo este “tinglao” se hace en vistas al pago de las deudas). Hay un parte importante de la sociedad que no siente los efectos de la crisis y se les ve bastante tranquilos. Hay algo que a mi me huele raro, o están jugando con fuego y por lo tanto se acabarán quemando, o controlan muy bien la situación. La cosa no va exactamente como nos la pintan en los medios. Si se da esta segunda situación estamos completamente vendidos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s