Democracia VS Libre mercado II: caso griego

Hace unos meses, Humala ganó democráticamente  las elecciones presidenciales peruanas. Ese mismo día, la bolsa de Lima cayó un 12,5%, los inversores no respaldaron la decisión del pueblo soberano.

Hoy asistimos a un esperpéntico espectáculo. Después de que Papandreu haya anunciado un referéndum para que el pueblo griego decida sobre el nuevo paquete de medidas impuestas desde la UE  todas las bolsas europeas cayeron entre un 4% y un 7%. Los diferentes líderes políticos han condenado la decisión del presidente heleno. Se autodenominan demócratas pero no admiten que el pueblo griego (el afectado por las medidas que se les quiere imponer) pueda decidir.

Es la historia de un modelo obsoleto, de una estafa, de una “democracia” que solo sirve de paraguas ante la opinión pública. Detrás de la máscara se esconde el más tétrico de los rostros.

No es de extrañar. Los liberales nunca han sido demasiado proclives a defender la democracia. El simple hecho de deliberar y decidir sobre lo público pudiendo esto tener consecuencias para las esferas privadas se hacia inconcebible desde una óptica en la cual prima el individualismo y el derecho a la propiedad privada ante cualquier otra opción.

Es un debate de mucho trasfondo que existe desde hace más de 2500 años. Una cosa está clara: si yo poseo la Verdad, ¿Por qué habría de permitir la proliferación de otras opiniones que por esencia son erróneas? Es la justificación de la dictadura del proletariado. Si el Partido Comunista ya conoce la Verdad sobre la Historia, la filosofía, la política..los demás partidos únicamente pueden crear la mentira para defender los intereses de unos pocos, alienando y manipulando de esta manera al resto del cuerpo social. Esto es lo que sucede hoy en día. El Dios Mercado (para los comunistas Dios K.Marx) a través de sus oráculos los economistas (en el caso comunista los partidos, líderes políticos..) nos impone lo que debemos hacer. No es necesaria la discusión pues ésta es estéril, la Verdad ya ha sido revelada, ahora simplemente toca trabajar en descubrirla, fomentarla para que el resto de la humanidad no se mantenga en su ignorancia y podamos ser así todos felices.

La tensión entre Democracia y Libre Mercado esconde un debate que parecía superado: ¿puede y debe decidir el pueblo?

Volvemos a preguntarnos si el pueblo es imbécil, si es tonto, y por lo tanto tenemos que decidir por él. Todo para el pueblo pero sin el pueblo, tal era la doctrina del despotismo ilustrado. Una vanguardia de tecnócratas neoliberales se erige para guiarnos hacia la luz y la felicidad. Yo me pregunto, ¿Por qué esa vanguardia y no la vanguardia comunista?

¿Se legitima un sistema por sus resultados o, por el contrario, por sus procedimientos? ¿El fin justifica los medios?

Yo lo tengo claro, el pueblo es el único soberano y éste debe decidir libre y democráticamente sus leyes, forma de organización etc. Siempre estará presente el problema de la contingencia, ya que a veces decidirá sobre asuntos de los cuales no controla sus posibles consecuencias (el futuro es impredecible), pero no han de ser los resultados los que invaliden el procedimiento. Tenemos derecho a equivocarnos y más todavía si en el proceso de toma de decisión se respetaron todos los mecanismos democráticos.

No podemos soportar ni un chantaje más, nosotros tenemos el poder y nos lo han robado. Un ejemplo de este chantaje lo encontramos en nuestro día a día. Se dice que si el pueblo votara una subida de impuestos a los ricos éstos se irían a otro país. Es decir, los ricos chantajean a su propio pueblo.

Cuando ETA, a punta de pistola, exigía a los empresarios vascos pagar el impuesto revolucionario nadie dudaba en condenarla. Faltaría más. Es algo así lo que ocurre con el capitalismo y el poder económico, te apuntan con una pistola para que no puedas decidir algo que vaya en contra de sus intereses.

Basta ya.

Anuncios

2 pensamientos en “Democracia VS Libre mercado II: caso griego

  1. Yo personalmente creo que el pueblo Si es idiota, pero la culpa es del sistema que nos mantiene en ese estado para poderse perpetuar.
    Tendríamos pues dos opciones, que los representantes del pueblo fuesen también parte de él y por tanto defendiendo sus intereses defendieran los de todos (caso de las pequeñas comunidades), o que el pueblo fuera muy culto y crítico y decidiese cada opción posible por sufragio, caso deseable, pero improbable a todas luces en nuestro “mundo real”.
    El pueblo debe decidir, por supuesto, pero siempre estaremos condicionados por aquellos que pretenden que apoyemos sus intereses haciéndonos pensar que defendemos los nuestros.

    • Yo no opino que el pueblo sea idiota, lo intentan idiotizar y cierto es que lo manipulan y tal, pero nunca puede sobrevivir demasiado tiempo un sistema ilegítimo. Son procesos lentos, lo que prima siempre es la supervivencia, si tienes algo que llevarte a la boca muchas veces ya es suficiente. Pero el malestar es latente, el pueblo es consciente de que le están jodiendo pero bien, se puede equivocar pero ya es algo que sepa que esto no funciona o no va tan bien como debería. A través de debates plurales, de más democracia, la cosa cambiaría mucho. La “vanguardia” está en cada uno de nosotros, algunos podemos permitirnos poder dedicarle más tiempo a los asuntos políticos, pero no es norma generalizada, el trabajo agotador aliena y mata el espíritu crítico así como la capacidad de pensar. Aun así, sigo teniendo esperanza en el pueblo. Se levanta, el 15M es prueba de ello.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s