Los recortes en Cataluña: números y análisis

Dentro de apenas 2 meses se celebrarán elecciones generales en el estado español y dentro de 4 o 5 se aprobarán los presupuestos de la Generalitat para el siguiente curso. He estado mirando los presupuestos de la Generalitat para el año 2011 (este curso presente) y me han sorprendido algunos datos, de esos que no suelen comentarse en los medios de comunicación. Todos podemos acceder a los presupuestos, es tan solo un clic: Presupuestos 2011, pero pocas personas encuentran el tiempo para hacerlo. En la página 10 del informe se presentan los gastos no financieros presupuestados con cargo a recursos generales por departamentos. Se muestran los datos del año 2010 (cuando gobernaba el tripartito) y lo asignado para el 2011, brindándonos así la posibilidad de comparar y de observar la incidencia de las medidas emprendidas por CiU para reducir tanto el déficit público como la deuda pública.

Los departamentos que han visto más reducido su presupuesto han sido (de forma relativa): Territorio y Sostenibilidad (-24%),  Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Natural (-23,4%) y Empresa y Ocupación (-23%). Sorprende que el departamento que menos recortes ha sufrido es Interior, tan sólo un -6,4%, está seguido de Salud (-6,5%), Educación (-7.5%) y Justicia (-9%). Estos datos pueden ser analizados e interpretados de múltiples formas pero hay que mirar antes de todo ello la merma en los ingresos (pues en las partidas del estado tenemos gastos e ingresos). Con respecto al 2010 se han perdido 800 millones de euros (pasando de 23 100 millones a 22 300 millones) en los ingresos no financieros que casi hubiesen bastado para contener los 600 millones que se han recortado en Sanidad y los 400 millones de Educación, las dos áreas más importantes para una sociedad humana. y para la consolidación de un estado del bienestar.

Los datos no dejan de ser números y como tales cada cual puede extraer sus propias conclusiones. Desde que este gobierno está priorizando la garantía del gasto público social (al ser el que relativamente menos recortes ha sufrido) hasta que es el gobierno que más está perjudicando a la construcción del estado social (ya que, de forma cuantitativa, son las partidas que más recortes han sufrido, 1000 millones en total, los 10 departamentos restantes sumados alcanzan los 1200 millones). Interior, por su lado, es el que menos ha sufrido tanto cuantitativa como relativamente su presupuesto. Yo me quedo con ese dato. Me parecen aberrantes todos los recortes, ya que mermarán nuestra calidad de vida y serán un obstáculo más para la recuperación económica, pero me parece indignante que sea en “Seguridad” (la represiva, la que no lucha contra las causa subyacentes de la delincuencia) dónde menos esfuerzos se realizan. Nos puede ayudar a comprender de que manera el neoliberalismo destruye estados sociales para construir estados policiales represivos, haciendo bascular la seguridad social propiamente dicha por la represión. Es, cómo diría el sociólogo Wacquant, la construcción del Estado penal neodarwinista.

Lejos de los  números tenemos que empezar a pensar que detrás de éstos se encuentran personas, que la vida o la salud de una persona no están representadas en esos números ni podrán estarlo nunca. Priorizar el dinero, los intereses de una deuda, a las personas siempre ha sido y siempre será una ofensa tanto a la ética como a la inteligencia humana. Tenemos que realizar un cambio profundo en nuestra manera de concebir el mundo, volver a poner al ser humano en el centro del mismo. Al fin y al cabo, somos los humanos los que creamos el dinero, la riqueza, estos datos, al estado…La crisis tiene que ser una oportunidad, un tren que pasará una sola vez, para superar este sistema y esta inversión denigrante de nuestra escala de valores.

El PP ya ha anunciado en su precampaña electoral que tendrá que realizar numerosos recortes. Parece que la austeridad vende, así al menos lo demuestran los últimos sondeos que auguran un aumento considerable en el número de votos y diputados de CiU. A ver si esa austeridad llega a todas las facetas de la vida y no a las realmente importantes como son nuestra salud o nuestra educación. Ojalá nos volvamos austeros y dejemos de consumir tantos objetos inútiles, dejemos de ser ostentosos con grandes yates y coches de gama alta, empezemos así a vivir una vida llena y feliz con nuestros semejantes. Que no sean los libros de autoayuda los más vendidos de las librerías, que no sean los antidepresivos los fármacos más consumidos, que no sean los programas de telebasura los más visionados…Un largo camino nos queda por delante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s