Esclavos de la publicidad

Cada año se destinan 500 mil millones de euros a la publicidad. Según la ONU con un 10% de esta cifra se podría reducir a la mitad el hambre en el mundo.

En España, según un estudio de initiative, vemos casi 100 anuncios diarios, lo que se traduce por 36 500 anuncios al año y, si vives hasta los 80 años, por aproximadamente 3 millones de anuncios en tu vida. Esto sólo se refiere a los anuncios televisivos..no dispongo de datos sobre el resto pero la cifra podría aumentar bastante más (carteles publicitarios, cuñas en la radio..). Probablemente estemos expuestos a 70 000 mensajes publicitarios al año.

En la publicidad, que es prácticamente un arte, encontramos ideas geniales, talento artístico en todas sus ramas (fotografía, cine…) pero el fin último es manipular tu mente para que compres un cierto producto. Es talento malgastado, se hace en detrimiento de la cultura humana. Lejos de mostrarnos una expresión de nuestra humanidad nos impone los deseos de los vendedores, intenta calar lo máximo posible en nuestro subconsciente. Basta con echar una ojeada a los anuncios o a los carteles publicitarios que te rodean, observas un anuncio donde te sale un actor que al rociarse con cierto producto se convierte en objeto de deseo del resto de mujeres que le rodean. Para empezar suelen ser mujeres atractivas, imponiendo así lo que es atractivo y lo que no, y nos lo creemos. Tenemos tan poca confianza en nosotros mismos (también probablemente culpa de la publicidad que nos está bombardeando cada día diciéndonos lo miserables que somos, diciéndonos que si no compramos sus productos no podemos ser felices) que el mensaje llega directo al subconsciente. Y al día siguiente, cuando vayamos al supermercado, observaremos diversas marcas competidoras entre sí, y lejos de ir probando (o analizando) cada una de ellas para racionalmente decidir cuál preferimos tendremos el impulso de escojer la que produce esa atracción en las mujeres (si nos atraen las mujeres). Estúpidamente creemos en nuestro interior que seremos un objeto de deseo gracias a dicho producto. Tan sólo porque lo vimos en la ficción publicitaria.

El otro fenómeno que sucede en nuestro inconsciente a la hora de escojer un producto es que pensamos que será de mejor calidad por haber sido anunciado en la televisión. Aún recuerdo aquellos mensajes en ciertos productos que ponían ” anunciado en televisión”, como si la televisión fuera un lugar de prestigio. Lo es para el mundo de las marcas..entrar en ella te da cierto respeto y legitimidad como marca superior. Al menos eso nos quieren hacer creer y eso nos creemos.

Es un fenómeno que se nos impone a todos, nos están diciendo que tenemos que pensar y que comprar. Nunca nos han explicado las características del producto, le atribuyen falsas propiedades (como la de atraer a las mujeres en el caso que hemos comentado, que jugaremos mejor a fútbol con esas botas en particular o que seremos más modernos utilizando tal producto), tendría que ser considerado en cualquier caso competencia desleal.

Los publicistas son ante todo psicólogos sociales y aprovechan ese conocimiento en nuestra contra. Son capaces de imponernos gustos, nuestro modo de vivir, lo que es bueno y lo que es malo y lo más curioso de todo..utilizan la ficción para cumplir sus propósitos. Todos sabemos conscientemente que lo que hay en la televisión ES MENTIRA, aún así nuestro inconsciente es más poderoso que nuestro consciente..Todos, yo incluído, nos vemos tentados a comprar las marcas que han sido anunciadas en la televisión. Es inevitable, incluso el prestigio que le doy a una marca por ser conocida puede superar mi capacidad de libre elección, condiciona tanto a mi consciente que éste fuerza al ser a que le guste el producto anunciado. Es un fenómeno psicológico bien curioso.

La publicidad hace mucho daño porque es capaz de llegar al subconsciente, de determinar que nos gusta, de determinar que compraremos. Es complicado deshacerse de prejuicios, de ideas que se han quedado grabadas en nuestra mente, aveces lo hacemos, pero la mayor parte del tiempo no ocurre así. Si no ocurriera así la publicidad no habría triunfado, es su génesis el manipularnos.

Por otro lado,la publicidad no produce nada en sí. Es improductiva. Son 500 000 mil millones de euros lo que se le destina, para nada, para dar a conocer marcas y seguir un cierto dinamismo alomejor..pero en sí no produce nada. Almenos nos frustra cada día, ya que nos muestra todo aquello que no tenemos y que NECESITAMOS tener, es así su modus operandis.

Todas las jóvenes que se están muriendo, o que han muerto, a causa de la anorexia son sus víctimas de facto. Aunque por supuesto no son las únicas…

Os dejo el enlace de una buena película sobre el tema. Es 99 francs, es una adaptación de un libro que lleva el mismo título, escrito por un ex-director creativo.

99 FRANCS visionar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s