Contradicciones religiosas

Dios y la religión han sido siempre en detrimento de la ciencia y la razón (aunque a través de la teología se intentó demostrar la existencia de Dios) dos explicaciones más de la vida en su conjunto. A diferenica del resto de explicaciones estas han gozado de enorme influencia y se han aceptado popularmente. La religión, con el permiso de Dios, se ha erigido como guía moral y espiritual de la humanidad. Gracias a ello se ha podido fundir con el poder político. Dicen actualmente que el fenómeno de la secularización que ha azotado al mundo occidental desde los años 60 será la explicación (o es la explicación) de la supuesta falta de moral que tenemos los seres humanos. No existe menos moral ahora que antaño, es más, en muchos aspectos el ser humano se ha vuelto más sano. Pretenderé humildemente a través de este post, defender la separación total y absoluta de la Iglesia y el Estado y la definitiva ruptura que tendrían que tener las personas con la religión.

La religión basa toda su moral y todas sus enseñanzas y escrituras en relación a Dios. Dedicaré otro post a la existencia o no de Dios pero ahora me pondré en la situación que da por válida su existencia.

Bien, todos aceptaremos (espero) que Dios pertenece al mundo divino, es decir, está en un plano divino. Por esencia el plano divino es distinto al plano humano (así lo dicen las escrituras y sus características son exageradamente diferentes a las del humano). Por lo tanto, a mi modo de ver, todo lo que tenga que ver con lo divino se tendría que quedar en el plano divino. Hablar de Dios es humanizar a Dios, tendría que ser una “blasfemia”. El lenguaje es propio a los humanos, utilizarlo para referirse a algo tan grande, tan poderoso y tan por encima de nosotros tendría que  estar prohibido. Al mismo tiempo es absurdo, pues el plano divino es distinto al plano humano y ¿qué significa esto? que no tiene sentido atribuir cualidades o defectos humanos a algo distinto al ser humano ( Dios bueno, Dios malo..). Por ejemplo, hablar de una planta en sentido humano (humanizarla diciendo que si está triste, es buena o mala) es absurdo, ya que no pertenece a nuestro plano. Lo mismo ocurre con Dios.

Ahora bien, la religión católica es astuta e intenta evitar esta crítica visceral (que hubiese prohibido la misma aparición de la religión por blasfemosa) con el famoso ” Dios nos hizo a su imagen y semejanza”. Como somos parcelas de Dios podríamos hablar de Él (tiene nuestros atributos). Pero otro problema nos asalta: si nosotros somos como Dios, Dios es tan pecador como nosotros pues yo soy potencialmente malo y tengo “cosas malas” en mi ser, Dios no será tan perfecto y tan bueno como nos dicen si lleva consigo el mal. La moral religiosa católica tendría un serio problema que afrontar en este punto, pero una vez más de forma astuta evita esto y nos “enchufa” el libre-albedrío.

Todo parecía tener sentido ahora, como existe la libertad de escojer entre el Bien y el Mal se justificaba la bonanza de Dios y la relación directa entre el plano humano y el plano divino. Lo siento pero no. Y es muy sencillo de comprender: si yo tengo la libertad de escoger entre el Bien y el Mal quiere decir que algo falla, pues tengo MÁS PODER que el propio Dios. En efecto, en el momento que Dios me otorga la capacidad de escoger por mucho que Él haya puesto el Bien y el Mal o me haya otorgado ese mismo poder hay algo que Él no controla: lo que escogeré. El todopoderoso Dios no lo es tanto, yo tengo más poder que Él. Para hacer un simil y que quede más claro: un Estado totalitario tiene todopoder sobre los ciudadanos, al construir dos carreteras que van en dos sentidos y dónde no exige ninguna obligación (es decir me da libertad de elección en ese ínfimo instante) yo tengo más poder que el estado en cuestión en ese mínimo instante, pues nadie condiconará que sentido cojeré yo tendré más poder que el estado en un nanosegundo. Es el propio estado el que me ha dado la capacidad de escoger y es el Estado el que contruyó las dos carreteras, pero yo tuve algo que decir, tuve el poder de escoger cual me convenía más. El estado me cedió ese poder. Es lo mismo que Dios y su libre-albedrío. Para ejemplificarlo de forma práctica: si Dios me dice que se haga su voluntad o me dice que escoja B como me concedió al mismo tiempo el libre-albedrío yo podré escojer A, poniendo así en duda su poder.

Tendríamos que empezar a cojer conciencia de que todo aquéllo que tiene que ver con Dios se quede en un plano abstracto, divino, olvidarnos de Él para los asuntos mundanos y cotidianos. Establecer una separación total y definitiva entre Iglesia (que sería la voz blasfema de Dios) y Estado. Sólo existen 3 estados laicos en el mundo, escaso número.

Sobre la moral no tengo mucho más que decir, una moral basada en un individualismo tan feroz no puede ser defendido. En la religión católica la causa última de todos nuestros actos es la salvación de la alma propia, ¿Altruismo? sí, pero porque lo dicen las escrituras y así salvaré mi alma. Lo hago todo por Dios, no por el ser humano, el Dios y la moral católica es la negación de la propia humanidad. Es mucho más preferible una ética humanista, dónde las personas actuamos y nos comportamos porque cojemos conciencia que hay más seres humanos y que deseamos para ellos lo que para nosotros mismos. Poner al centro de la reflexión al propio ser humano, que se hagan las cosas por el conjunto y no por nuestra salvación. La Iglesia católica foomenta el individualismo más atroz y la inhumanidad. El católico perfecto sería aquél que se va a una isla desierta y rinde culto a Dios toda su vida, he ahí su modelo a seguir.

No hace falta añadir todos los males que han provocado materialmente las religiones, de todos es sabido. Si se quiere profundizar en este sentido recomiendo el libro La puta de Babilonia de Fernando Vallejo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s